• @zoe_escritora
    Cazar noches para alimentar el sueño
  • @LuisERendonE
    SED/ La feminidad del grifo,/ el alma/ que ofrenda
  • @malenne
    Sedienta de tu inocente corazón, bebo el rocío en la composición agitada del aire que te envuelve
  • @Naomi_Her
    También están esos silencios que intercalan las letras
  • @JokersMayCry
    Es una música perfecta para bailar y pisarnos los sueños
  • @_debolsillo
    Se vestía de caricias, la desollaban hasta que el amor le doliera
  • @Arrobadora
    Me gustas así, tal como te pienso
  • @atsabella
    Mi silencio abrazaría tu grito
  • @crispot
    Dormimos para coincidir en algo
  • @Lorclaude
    Soy 70 por ciento agua que no has de beber
  • @Sublime_Deseo
    Soy leal a la patria de tus labios
  • @SelestePosadas
    Recuerdo aquella tarde desierta en la que me aferraba a ella, con todos mis dientes, con todos mis dioses
  • @AyLimona
    Es mi mundo paralelo y si quiero se cruza con el tuyo

Jacobo Regen

 

   Umbroso mundo

 

                                   Hay jardines que no tienen ya países

                                                                            Georges Schehadé

 

Umbroso mundo,

seguiremos siempre

poblando de fantasmas verdaderos

tus países ausentes.

Así, lejos de todo,

crecerá en el olvido un árbol verde

a cuya sombra vamos a dormirnos

hasta que alguna vez el sueño nos despierte.

 

 

   Tatuajes

 

                         a Marcelo Sutti

 

Yo creo en las palabras

que son carne y espíritu:

tatuajes repujados

a punta de cuchillo.

 

 

   Hoguera

 

El aire va leyendo

con sus ojos de ausencia

las páginas de un libro

que consume la hoguera.

 

El humo cadencioso

se despide, se aleja…

Lo saludan cenizas

y mariposas muertas.

 

 

   Manco

 

                     a Holver Martínez Borelli

 

El manco lleva el aire de su mano

como una piedra en el bolsillo.

 

 

   Proposición

 

¿Conoces tú mi paradero?

Si sabes algo, dímelo.

Y cuéntame de aquel muchacho candoroso.

Si alguna vez llegas a verlo

no le ocultes que te has casado,

que tienes varios hijos.

Y nunca te enternezcan

su terquedad, sus ruegos.

Adóptalo como criado.

¡Sería tan hermoso para él!

Cuidaría el jardín de tu casa,

lavaría los pañales de tus pequeños,

saludaría humildemente a tu marido.

¡Es tan bueno!  

Pero que tu indulgencia

no vaya nunca más allá.

 

 

   Corrector

 

Yo soy, no más, un corrector de pruebas.

No dije nunca nada de mí mismo

porque desconocía los acentos

que caen en mis vértebras profundas.

 

 

   Vejez

 

Vino a cobrarlo todo:

las trampas del amor, sus ademanes,

y estos turbios espejos

que se avergüenzan de mirar a nadie.

 

 

   Elegías

 

   III

 

Envuelta en una música doliente

llegas a mí, de lejos, madre mía.

Y aunque no cantes tú, la melodía

vibra en mi corazón, llora en mi frente.

 

Pueblas mi sangre silenciosamente

y, al prolongarte en mí, soy tu agonía:

raído azogue, remembranza fría

de tanto amor y tanta luz ausente.

 

Madre, mi soledad a ti se aferra.

Nada me habita como tu recuerdo

por la infinita sombra iluminado.

 

Protégeme en las lindes de la tierra

donde sin causa ni razón me pierdo,

donde ya ni conmigo me he quedado.

 

 

   A Silvia Katz y sus ángeles

 

Fragantes de rocío

regresan hoy tus ángeles

a la heredad antigua de la luz

y con los ojos diáfanos y tiernos

desamarran profundas lejanías

entre las brumas del atardecer.

 

 

   Anécdotas

 

¿Dónde se ahogaron nuestras noches

de sueños para siempre irredimibles?

Sólo quedan anécdotas:

pugilatos de torva levadura

y el vino con que ayer amanecía

la confidencia del amor

al fondo

de un bar decapitado.

 

(De “Umbroso mundo”, con prólogo de Antonio Requeni, Fondo Editorial Secretaría de Cultura de la Provincia de Salta, Salta, Argentina, 2013. Jacobo Regen nació en Salta en 1935. Sus obras publicadas son “Seis poemas”, de 1962; “Canción del ángel”, de 1964; “Umbroso mundo”, primera edición en 1971; “Canción del ángel y otros poemas”, 1971; “El vendedor de tierra”, de 1981, “Poemas reunidos”, de 1992; “Antología Poética”, de 1996. La edición de “Umbroso mundo” del que se toman los poemas precedentes y los que siguen corresponden a estas obras y otros son inéditos. Asimismo, incluye cinco poemas que fueron musicalizados por Gustavo “Cuchi” Leguizamón, José Juan Botelli, Gerardo Núñez y Juan Botelli).

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.