• @Belisamma
    Nunca pongas en duda lo que te diga un escalofrío
  • @lamourjamais
    De la espera, me tocó ser la desesperación
  • @lady_dramas
    La clemencia que creció a la altura del vestido/ tergiversa los caminos de mi cuerpo/ frente al viento./ Sopla dentro./ Me verás arder
  • @Yara_Shinhky
    Proporciono mis sombras y lentamente languidece el espejo
  • @izvinete
    Ya no hay caricias que aprieten las tuercas a la ilusión
  • @manquedememoire
    Tan despeinada de palabras
  • @ElreflejodeRox
    Y me quedé inmóvil, cuidando de los ojos de tu alma mientras descansaban en mi espalda
  • @Mon_illusion
    Amarte es como estar en la última parada a última hora
  • @EllaDeArena
    Y si me quedo sin palabras, enciende nuestra fogata y mírame arder
  • @Ohzolli
    El abrazo es la tregua entre el cielo y la tierra. De lo que se va y de lo que se queda
  • @MuneAlma
    Ando buscándole canción a una herida
  • @_Ilegible
    Quería ser alto y pálido como un sueño

Khaterine Castrillo

 

   Monte

                  a Marta, el monte siempre


Una mata se seca en el patio
unos gallos se aproximan
tallan una totuma
con mi nombre
los viejos dicen
hoy vienen brujas
nos guardamos
bajo el mango
las esperamos
agostamos las plagas
nos comen las piernas
izamos y arriamos camisas
bajo el taburete están
los hombres de esta casa
caminan todas las noches
tapian puertas
ponen trancas
atan mulas
las mujeres de esta casa
cicatrices de mandiocas
suero espeso
fogón y tizne
ciénaga blanda
truecan
así niño
así barro
así monte.


   Mito

Marta hizo de este cuarto
una pequeña casa
aquí dentro están los olores
de su cocina
mi almohada-fogón
calienta el pescado
para los hermanos que llegan
Marta trabaja por todos
amo esas manos ramales
sus dedos piedritas enroscadas
Nadie dirá que no es matorral espléndido
si ella hace de mi cama
fragua que me devuelve a la noche.


   ¿De dónde?


Mi calma ya no es de tierra
Atávica
padezco el bloque rojo sin caña ni barro
las tardes sin mazorca blanca
la barriga sin tizne
la boca sin café y arroz quemado
nací y sigo
en el medio de una calle
voces lejanas
como rumor líquido
preguntan
¿esa culebra suelta
es tu mano?
¿esa cosa enmarañada
es tu comienzo?
Ando buscando mi germen
contestación
a esta cosa que soy
dividida
entre tremedal y hormigón.

 

   Qué pasa

Afuera todo pasa
y sin embargo no tengo ventanas
la gente camina mecida sobre granadas maduras
los niños se lanzan sobre gaveras
cerro abajo
el loco que fue oficinista hace años
arrastra nuestra basura por las calles
No tengo ventanas
y afuera los techos se estiran
oigo que a la señora Mercedes se la comió el cáncer
igual que a Rafaela
y que al primo de alguien que vi delirando
en una troja hace tanto
porque afuera todo pasa
Y yo inútil de dolor viejo
encerrada en esta casa que no es mía
pensando en tu boca quelonio
cuando la locura te hizo barco fragmentado
cuando te tiraste de un edificio
y no ves que afuera se hace Revolución
mientras yo cerradura
la sombra de una botella verde
escucho que afuera todo pasa
que afuera que ventana
que busco inflamación de origen
a ver si dejo tanta vaina
y salgo
me salgo.


   Pendientes


Tengo el pecho lleno de espuma
y una luna amarilla que me va
Algo que me flota de costado
una cosa dulce en el miedo
Tengo piedras
huevos y piedras
la necedad de cazar cangrejos
También el sueño de una rodilla rota
Soy yo
el frío redondo del ahogado
el temblor en la palabra pájaro
Te iba a decir
que tengo el pecho lleno de espuma
una luna amarilla que me va
pero estás sorda
de un dolor que es de arena.

(De "Una totuma con mi nombre", Fondo Editorial Fundarte, Caracas, 2015. Esta obra recibió el premio Stefania Mosca 2014. Khaterine Castrillo nació en Caracas, en 1985. Es también editora, correctora de estilo, traductora y articulista. Licenciada en Letras en la Universidad Central de Venezuela).

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.