• @MuzDel
    Sentada aquí, a la vera de tu cuerpo, que es donde acaban mi orgullo y vanidad
  • @MinaDaza24
    Mira si serás infame que hasta estas aves negras de desventura y tristeza, por ti, como palomas blancas revolotean
  • @lobaceleste
    Una lluvia de adorno en el pelo para soltar los charcos de lágrimas
  • @kjms02
    Y me hizo madurar, para olvidar,/ metí mis lágrimas en una botella y la lancé al mar
  • @MujerTempestad
    Verte brillar agazapada en el olvido
  • @cafecalientito
    Son bonitas las almas que se precipitan
  • @_AlViento
    Se acabó nuestra canción, pero nos seguimos reproduciendo en mi mente
  • @OsorioSoy
    Lo que admiro del futuro es lo imborrable
  • @descalzo1
    Cuando den las cinco/ con los ojos hinchados por el polen de agosto,/ observaré a las muchachas por la sucia ventana
  • @_Elegias
    Nos convertimos en letras y seremos eco en todos los presentes
  • @L_Escarlata
    Perdóname, de verdad no recuerdo dónde te dejé
  • @microlatos
    El tiempo siempre dobla la espalda del día y hace de su cielo mar menguada en estrellas

Martín Echeverría

 

Hay un río sobre el río

 

se aleja y vuelve

estira el agua

 

desde el hambre a las palabras

de la carne a la mañana

 

un airerío

que mece las ramas

árbol adentro

 

un río contra el agua

de esta sed extraña

 

 

--

 

Me dejo caer hacia arriba

por el plenilunio entre mis sienes

 

sediento

de tus nombres de hembra y no

 

bebiéndolos de a uno

con la unción de un pez inmortal

que boquea

en el agua última

 

con sospechar tus vidas no me alcanza

 

me urge

lamer tus alturas

rendir una flor de papel

en los desiertos donde no estuve para morirnos

y una bandera de agua en tus gemidos

más claros

 

o tan siquiera

leer tu mano al trasluz

 

adivinar

si te estoy queriendo

o sólo

me quiebro en el frío

sin el abrigo de tu sombra

 

 

--

 

Se agita este nudo

calamar en fuga que asoma sólo

con las primeras chapitas de la noche

 

se traga el mar y lo expulsa

en una diástole poética

de siglos

 

respira con los álamos

comiendo el impalpable azúcar

de la primavera sobre ti

 

transpira acompasado a la tierra

y los brotes del verde

le erizan la ternura

 

mas

cuando apareces

con tu andar de pez mágico

lo aturden las mareas de la sangre

 

de tu ausencia y no

de cuando te duelo y no

de lo que oscila en tu mirada

 

 

--

 

No hay exilio mayor

que esa sal que te cruza lo ojos

lo sé

y me venzo en el ombligo del asco

 

si con tu risa vas

a horadar mi nombre

que sea pronto

antes que me desangre de cenizas

por los callados vinos

de mi pena

 

si nadie sabrá odiarme dignamente

ni quererme de la peor manera

 

 

 

--

 

Tiene la sombra verde

unos hombros de aguacero

si profeso la religión de mirarla

un relente de vidas pasadas

me puebla

 

puedo ver sus pies

merodeando

bajo la puerta de mi voz

ahí

el reloj amenaza al tiempo

que trastabilla

 

pero nada

 

 

--

 

 

Tapiarte de ojos

 

que si nos camina la noche

las ventanas

desnudará los puentes

sitiados por lobos

 

en cuál grieta de lo arcano

en qué esquive del canto

en cuál fuelle del verso

te esconderé del odio

te haré invisible al fuego

 

cómo evadirte de

los cínicos crónicos

los rifles sanitarios

los neutrales de turno

 

tras qué puerta sin diente

te arrancaré de las pastillas

de apagar estrellas

 

vete

antes de que este lobo

aterido

someta mis hilos

 

(De “pezríoluna”, con epílogo de Gabriela Pais, Ediciones El Mono Armado, Buenos Aires, en edición a febrero de 2015. Martín Echeverría nació en Mendoza, Argentina. Publicó “Los Desangelados, abrazos en la intemperie”, en 2007; “Los invisibles y otros secretos”, en 2011, con segunda edición en 2012. Es también narrador y compositor de letras para temas musicales. El Fondo Nacional de las Artes de su país lo distinguió en 2004 por su obra “Tonada por Armando”, dedicada al poeta Armando Tejada Gómez. En 2006 recibió el premio “Escenarios”, del diario UNO de Mendoza, por su labor como gestor del ciclo de música popular contemporánea “Los Buscadores”. El poema “Desaparecido”, incluido en esta selección, fue premiado en el concurso internacional Librería Mediática, de Venezuela. En noviembre de 2014 fue invitado al XIX Encuentro Internacional de Escritores de Monterrey, México. Publica también en su blog, www.echeverriapoeta.blogspot.com.ar).

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.