• @monarcamanni
    Cada quien/ le escribe/ a la sed/ que le sostiene
  • @_Annai_
    Precipitado/ los lugares expandes/ beso callado./ Todo el cielo nos llama/ con su alma de montaña.
  • @Anadimeana
    Mira cómo viene la tarde: descalza de voz, vestida en agua y viento
  • @magiamorena
    Un adiós sin maquillaje
  • @carinaldad
    El silencio respira tu perfume
  • @franc_murcia
    La literatura es una infusión de sueños
  • @Indephinida
    Mi niña interior juega con los sueños que yo misma he roto
  • @DeseosCulpables
    Es agotador escribir de amor, y no hacerlo
  • @amanecerdemar
    Hay silencios que sustentan la vida de todas las palabras...
  • @SimoneBella7
    Soy un cuerpo de mil caminos para su tinta desnuda
  • @Luzsoldepapel1
    Día cenizo/ entre la llovizna/ el pájaro afina
  • @danielatome
    La vida y sus dientes de sable y mis ojos, que no terminan de resignarse

En cada puesta emerge algo nuevo de García Lorca, dice el español teatral Lluis Pasqual

Algo nuevo, diferente a lo ya conocido o explorado, puede suceder al emprender la realización o al ser apenas espectador de una puesta de las obras de Federico García Lorca. Lo dice el director español Lluis Pasqual, quien exploró al autor granadino con gran intensidad. Lo define además como pionero de la idea de que la poesía, el teatro y la música pueden mejorar la condición humana.

 

   La relación de este director nacido en Reus, en 1951, con Federico García Lorca, data de la niñez, de la vida en familia, cuando su madre le cantaba canciones del autor granadino “sin saberlo, ni ella ni yo, canciones que había armonizado Federico”.

   Así comenzó la lectura de su poesía, lo que desarrolló una sensación especial, “que a mí me pasaban cosas que le pasaban a él, que nos pasaban a todos, pero la gran diferencia es que él sabe contarlo y yo no”.

   “Y decidí que los mejores consejos me los podía dar Federico como si fuera un hermano”, relató.

   Lluis Pascual es licenciado en Filosofía y Letras y en Arte Dramático. Además de innumerables piezas dirigidas en España, se presentó en muchos otros países y fue director seis años del Teatro del Odeón de París.

   Daniel Monserrat, de El Periódico de Aragón, le recordó las primeras acciones de García Lorca para expandir el teatro hacia pueblos y comunidades por entonces sin acceso a actividades artísticas.

   Dijo al respecto que “el error que cometemos casi siempre con Lorca es pensar que era de una sola manera, y es un prisma de muchas caras. Él fue un gran hombre de teatro y es emocionante la aventura de La Barraca, unos universitarios que deciden irse a los pueblos donde hay un 80 por ciento de analfabetos y se ponen a hacer Lope de Vega. Es un fenómeno que se produce en Europa mucho más tarde”, ya después de la Segunda Guerra Mundial (1940-1944).

   Aquellas acciones muestran que el autor granadino “creía profundamente en el poder de la cultura para hacer crecer el nivel espiritual y económico de la gente. Son los años 30, el momento de la República donde la cantidad de talento que se acumula esos años es enorme. Esa creencia en que la música, poesía y teatro puede hacer mejor a la gente es una cosa que ahora nos parece normal, pero en ese momento era un sacrilegio sobre todo para la gente de derechas, que seguía teniendo el interés de que nadie se formara”.

   “Después de tantos montajes abordando a Lorca, ¿ha llegado a entenderlo del todo?”, preguntó el periodista.

   Dijo Pasqual:Siempre hay materia, siempre se puede hacer algo nuevo. Es extraordinaria la cantidad de veces que se ha representado ‘Bodas de sangre’, la he visto en coreano, en chino, en ruso, en polaco, en turco… y cada vez los textos cogen la forma de los que los representan”.

   La entrevista completa está disponible en este enlace:

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/escenarios/el-teatro-obliga-escuchar-algo-no-sucede-diariamente_1240574.html

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.