• @Dibujauncorazon
    Si caigo junto con la noche puedo aducir un resbalón sin que se me note sonrojada la voz
  • @Mir_Rodriguez
    Qué fácil es -me digo-/ hilvanar sonidos dibujados,/ letras se llaman -colijo-/ sabores de frutos desgajados,/ aromas de flores -elijo-/ mezclados
  • @LuisMoksha
    Eres vitrificado ojo de mar,/ en mi pecho,/ en mi decir,/ en mi cúpula
  • @jaciller
    El paso de un tren, de cualquier tren por cualquier vía, deja en el aire el estribillo de una canción balanceándose. Un tarareo.
  • @reciprocador
    Cuando madures/ búscame, estaré en/ los columpios
  • @marconpi66
    Desnudos de hojas, los árboles saben lo que dejarán escrito en cada paso del tiempo
  • @DeLluviaSomos
    Escribir en la penumbra, con la esperanza vana de astillarla
  • @lapetitemort10
    Aprendí a desaparecer de donde no me veían
  • @ZarpandoA
    Mis zapatos/ en la ventana sin luz.../ bailaré por ti
  • @anitaalfin
    Lo que no pasa también deja huella
  • @deambulandoando
    Ya no hay silencios para esconderse a escuchar correr la sangre
  • @Relatos_Alcoba
    Banquete de iniciados/ navegantes ebrios/ carnaval de caricias/ delirio redentor

No te rías de un colla

Un niño colla, habitante de la provincia de Jujuy, norte de Argentina, causó gran emoción durante un acto gubernamental, realizado en presencia de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, al recitar con énfasis y gran entonación el poema “No te rías de un colla”, que reivindica a ese pueblo originario y responde al racismo que expresa una parte de la sociedad de ese país.

El poema pertenece a Fortunato Ramos, escritor, músico y recitador nacido también en la provincia de Jujuy, en 1947. Ramos, también maestro y labrador, es conocido por la difusión permanente que hace de la cultura colla y de la región de Humahuaca, en Jujuy.

La presidenta Fernández inauguró en julio la tercera temporada de la exposición de ciencia, tecnología y arte “Tecnópolis”, desplegada en un gran predio, que pertenecía al Ejército, en inmediaciones de la Ciudad de Buenos Aires.

Se trata de una exposición gratuita en la que centenares de empresas exhiben sus avances tecnológicos, junto a ministerios y organismos estatales que investigan en ese campo, combinadas estas actividades con presentaciones artísticas de diverso tipo, pero destinadas en especial a niñas y niños.

En el acto de inauguración de “Tecnópolis” se presentó una delegación de niñas y niños de Jujuy, y uno de los maestros a cargo logró acercarse a la Presidenta y le comentó que un niño quería recitarle un poema al oído. Fernández de Kirchner, quien acababa de concluir su discurso de inauguración, prefirió que el niño, Eyén Federico Quispe, de ocho años, lo leyera a todos los presentes, a través de los micrófonos.

Eyén Federico recitó entonces “No te rías de un colla” y cosechó una gran ovación, tanto por el contenido del texto como por su énfasis y entonación (el recitado está disponible en la sección “Poesía en voz alta”).

La presidenta Fernández de Kirchner es una defensora fervorosa de la exposición “Tecnópolis”, que se estima recibió alrededor de siete millones de visitantes en las dos temporadas precedentes.

La oposición local, por su parte, cuestiona el funcionamiento de la exposición y la considera causa de problemas en la zona urbanizada en la que se ubica el predio.

El alcalde de la capital argentina, el dirigente derechista Mauricio Macri, prohibió hace tres años que “Tecnópolis” se desarrollara en espacios abiertos de la ciudad, por lo que la Presidenta Fernández de Kirchner dispuso realizarlo en el predio en cuestión, ubicado en la provincia de Buenos Aires, aunque pegado al límite entre ambas jurisdicciones.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.