• @nimarlu
    De tristezas que no dejan costura por reventar y de otros amores impensables
  • @L0laM0ra
    Suelen anidar las ilusiones en la tímida noche buscando la última estrella
  • @monarcamanni
    Lo que nos rompa primero: el olvido o una canción
  • @Anadimeana
    Algunos inundan puentes y ventanas, otros llueven estrellas: cada palabra con su mano vuela
  • @xhuvia922
    Las esponjas del mar borran el horizonte
  • @nancyeldarjani
    El tiempo es un olor cuando llueve
  • @DeNegraTinta
    También te quiero a deshoras
  • @DLobosyQuimeras
    Barcos de papel en dique seco
  • @LaPetit10
    Yo ya no quiero sueños intocables
  • @BlueDement_
    El día que te conozcas, vas a enamorarte de mi
  • @RecMaria
    El tiempo matará lo que no defiendas
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño

"Todo lo que usted quiera leer", a micrófono abierto en Barranquilla

La ciudad colombiana de Barranquilla renueva cada quince días un intento por “democratizar” la poesía: rondas de micrófono abierto en un bar, en el que el público se reparte entre asistentes fieles a este ciclo y visitantes desprevenidos. “Todo lo que usted quiera leer” es el lema de la convocatoria, en extremo sencillo y a la vez desafiante.

 

   La actividad está en curso desde 2015 y se inspira en prácticas de bares de Madrid, bautizadas “jam de poesía”.

   En el diario El Heraldo, Valeria Fuenmayor relata que el público, cualquiera sea su procedencia, “queda en silencio cuando escucha la voz del moderador del recital anunciar quién será el encargado de compartir un poco de literatura”.

   Así sucede después de que se hizo circular una hoja en blanco, para que se anoten quienes quieren acceder al micrófono.

   Encuentro de “Poesía, prosa, cuento, microcuento y lo que usté quiera leer” es una iniciativa, dice el artículo, de Laura Estrada, quien después de vivir diez años en España, donde participó de actividades de promoción de las letras, vio a Barranquilla como una ciudad “despierta culturalmente” y en la que el formato podía tener buena acogida.

   Se unió a Estefanía Calderón, traductora de Cali, quien dijo a la periodista: “Tenía muchas reservas sobre la idea de un recital de poesía en Barranquilla, y a Laura, quien fue realmente quien plantó la semilla, le dije que eso no iba a funcionar cuando me confesó que tenía esa idea en mente”.

   Aún así resolvió acompañarla para “conocer a los cuatro gatos que juraba que llegarían, y resultó que no fueron cuatro, sino muchos, los que llegaron”. 

   En suma, el ámbito de estos encuentros, el último viernes de cada mes, es el Bunt Café.

   Dijo Estrada: “Los recitales van variando de tono y de ambientación. Nosotras nos acogemos a la mutabilidad de la literatura y a su falta de estabilidad: siempre dependemos de los ánimos, de la fecha, del clima, del público que asiste”.

   La nota completa está disponible en este enlace:

https://www.elheraldo.co/entretenimiento/microfono-abierto-para-la-literatura-en-barranquilla-357533

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.