• @karlisjar
    Los símbolos nunca callan, así nosotros nos hagamos los sordos
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño
  • @marconpi66
    Del amor también se sale, muerto de latidos
  • @fumivora
    Quiero que solo me apuñales a mi
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @divagandoletras
    Cerrar las ventanas con nosotros fuera. Y quedarnos en el otoño
  • @Claudia_DelSur
    La imaginación nos envuelve en abrazos reales
  • @MeMalcriaste
    También hay errores platónicos
  • @Juansistemico
    Tocará beber de su sonrisa en una foto
  • @Pluriversos
    Cabizbajo no es tan triste si viene un sueño subiendo
  • @cachililiana
    Vengo desterrada de un sueño
  • @nancyeldarjani
    La hora es un compás seguro

El italiano Erri de Luca presenta en Barcelona poesía "contra el olvido y la indiferencia"

El poeta italiano Erri de Luca presentó en Barcelona una antología que es, afirmó “un canto a los marginados del mundo”, una voz que se levanta “contra el olvido y la indiferencia”. El autor dijo que se considera a sí mismo un “activista”, portavoz de una “lucha no escuchada”, en  una suerte de “servicio civil” que puede emprender por ser “un poco más escuchado que los demás”.

 

   También novelista y traductor, nacido en Nápoles en 1950, dijo que habitualmente escribe narrativa, pero “a veces siento el impulso de escribir algo más denso, un pensamiento condensado, entonces escribo poesía".

   La poesía significa para él “ponerse unas gafas y ver el mundo de otra forma; lo que más me gusta de la poesía es que, de repente, una cosa conocida se convierte en una nueva".

   “Solo ida. Poesía completa” es el título de la antología que ya había motivado una primera presentación en Barcelona, pero ahora fue en todo caso una excusa para un diálogo en público con el catalán Miquel Desclot, también poeta, en el marco de la semana de poesía en la ciudad.

   Ante preguntas de Desclot, Erri de Luca explicó, informa EFE, que “escribir narrativa es como ir andando, los pasos son los acentos, y soy yo el que decide dónde pongo los pies. En cambio, la poesía es como si montara a caballo, las sílabas las marca él, aunque tú le indiques la dirección y pienses que puedes gobernar su ruta, los acentos caen donde él quiere, además mi caballo no es un pura sangre".

   También habló de su aprendizaje de hebreo antiguo para leer los textos originales de la cultura judeocristiana, en lo que se interesó aunque no es creyente. "Para alguien que lee un texto en su lengua original, la lectura puede ser perfectamente distinta" de la que hace quien lee una traducción.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.