• @nimarlu
    De tristezas que no dejan costura por reventar y de otros amores impensables
  • @L0laM0ra
    Suelen anidar las ilusiones en la tímida noche buscando la última estrella
  • @monarcamanni
    Lo que nos rompa primero: el olvido o una canción
  • @Anadimeana
    Algunos inundan puentes y ventanas, otros llueven estrellas: cada palabra con su mano vuela
  • @xhuvia922
    Las esponjas del mar borran el horizonte
  • @nancyeldarjani
    El tiempo es un olor cuando llueve
  • @DeNegraTinta
    También te quiero a deshoras
  • @DLobosyQuimeras
    Barcos de papel en dique seco
  • @LaPetit10
    Yo ya no quiero sueños intocables
  • @BlueDement_
    El día que te conozcas, vas a enamorarte de mi
  • @RecMaria
    El tiempo matará lo que no defiendas
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño

La poesía es resistencia, dice el mexicano Francisco Segovia

La poesía es una forma de resistencia, e incluso lo es un poema de amor, afirma el mexicano Francisco Segovia, quien se refiere al extenso período de injusticias y violencia que está padeciendo el pueblo de su país. Expresa que el haber pasado una etapa de su niñez en Culiacán hizo que, aún nacido en la capital del país, no se haya convertido en un poeta urbano.

 

   Ensayista y traductor, además de poeta, Francisco Segovia, quien nació en Ciudad de México en 1958, fue invitado a leer junto a poetas de Sinaloa en la plaza Álvaro Obregón de Culiacán, en cercanías de la casa de sus abuelos.

   Hijo del poeta español Tomás Segovia y de la narradora mexicana Inés Arredondo, pasó dos años en esa casa, aunque luego regresó en los veranos, como recuerda Noroeste.

   Fue un período de andar por los campos, de pesca en el río junto con amigos. A poca distancia, dijo, "estaba la naturaleza, lo despoblado. Supongo que si no hubiera vivido esos años aquí, otra sería mi poesía".

   Insistió: "Si yo me hubiera quedado en la Ciudad de México, a lo mejor sería un poeta urbano y no lo soy, soy un poeta que atiende a las plantas, el clima y esas cosas, no sé si llega a ser una elección o si te tocó eso y lo asumes, no es que no goce la poesía urbana, sí la gozo, pero a mí no me sale".

   La publicación dice que uno de los textos que leyó fue "Al quinto sol", asentado en la cosmogonía azteca y en particular en el mito de los cinco soles. Pero en realidad es una forma de referirse a la violencia que padece el pueblo mexicano.

   "Cuando lo escribí había demasiadas cosas juntas, asesinatos, secuestros que se acercan, que pasa a personas que conoces y que empiezas a ver cada vez más cerca y no puedes quedarte callado y decir no pasa nada", declaró.

   Y fue entonces cuando expresó que no postula que "hay que dejar de hacer poemas de amor", porque "también los poemas de amor son una manera de resistencia. En ese sentido 'Al quinto sol' es un libro político".

   La nota completa está disponible en este enlace:

http://www.noroeste.com.mx/publicaciones/view/francisco_segovia_surge_en_culiacan_la_mitologia_de_su_poesia-1082731

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.