• @karlisjar
    Los símbolos nunca callan, así nosotros nos hagamos los sordos
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño
  • @marconpi66
    Del amor también se sale, muerto de latidos
  • @fumivora
    Quiero que solo me apuñales a mi
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @divagandoletras
    Cerrar las ventanas con nosotros fuera. Y quedarnos en el otoño
  • @Claudia_DelSur
    La imaginación nos envuelve en abrazos reales
  • @MeMalcriaste
    También hay errores platónicos
  • @Juansistemico
    Tocará beber de su sonrisa en una foto
  • @Pluriversos
    Cabizbajo no es tan triste si viene un sueño subiendo
  • @cachililiana
    Vengo desterrada de un sueño
  • @nancyeldarjani
    La hora es un compás seguro

Poesía de María Alcantarilla contra "conceptos masticados"

La virtud de la duda, el esfuerzo por comprender las claves de la existencia propia y el rechazo a las verdades cerradas o a los conceptos “masticados” es la marca del libro “La edad de la ignorancia”, con el que la española María Alcantarilla obtuvo el premio de poesía Hermanos Argensola.

 

   Otorgado por el Ayuntamiento de Barbastro, en Huesca, el premio está dotado con seis mil euros y comprende la publicación de la obra en la colección Visor, un destino que a la autora le sienta muy bien.

   Aurora Luque, presidenta del jurado, dijo que el libro de María Alcantarilla, nacida en Sevilla en 1983, expresa “complejidad y dificultad”.

   La autora avaló esta percepción en un diálogo con la agencia EFE. “Acostumbrados a la ligereza y, en parte, a la velocidad con la que discurren los días y los acontecimientos, esa dificultad quizá radique en el hecho de tener que pararnos a entender, en el hecho de que no nos den los conceptos masticados”.

   "La edad de la ignorancia" es un libro, continuó, “de corte meditativo y eminentemente existencialista, en el que son más las preguntas vertidas que las respuestas encontradas”. Está dividido en cuatro estaciones que –aclaró- no son de penitencia, sino cuatro partes en las que incursiona en el olvido, el dilema de la identidad, el presente y el engaño en el que –dijo- viven las personas, bajo una “falsa sensación” de control.

   La duda campea entonces frente a temas permanentes de la poesía, como el tiempo, el abandono, la identidad y la relación con los otros.

   Alcantarilla, relata la agencia española, es también pintora, realizadora audiovisual y fotógrafa. Licenciada en Periodismo, dirige el taller de escritura autobiográfica de la Universidad de Cádiz.

   Además de obras propias, publicó recientemente “La verdad y su doble”, antología visual de la poesía española contemporánea.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.