• @_marazi
    Sentimos demasiado como para salir ilesos
  • @HilseCaracas
    Se afiebra el corazón cuando la luna se lleva por dentro
  • @LunaFractal
    Escribir, volver a las andanzas
  • @mediamente
    Los tiempos que corren deberían ser detenidos
  • @NicolasPaulsen
    El monstruo niega su soledad multiplicando los espejos
  • @Naomi_Her
    Todas las flores lloran, incluso las que somos de papel
  • @sontusnubes
    El tiempo, para el poeta, habita en los labios
  • @gensoctavia
    Soy un fragmento de mi asombro
  • @patytemple74
    Con dedos de granizo y largas llamaradas, abriendo mi pecho, mil veces traspasado, malherido
  • @silencioenletra
    Soy de las que empiezan a desvestirse quitándose las cicatrices
  • @annemidi
    Inmigrantes de intimidades heridas somos todos
  • @PedroLuna73
    Soñar es un acto político

La española Castrejón escribe sobre el dolor como acto político

La poeta española María Castrejón publica una obra en la que aborda expresamente el padecimiento de enfermedades mentales, que ella misma sufre. Es una decisión con la que intenta tramitar el dolor personal pero busca a la vez producir un acto “político”.

 

   A la autora, de 40 años, se le diagnosticó “trastorno múltiple de personalidad”. Busca inscribirse, dice en el prólogo, en la huella trazada por Luis Bourgeois: “Art is a guaranty of sanity” (“El arte es garantía de cordura”).

   María Castrejón, nacida en Madrid, expresó a la agencia EFE que “al escribir la enfermedad se transforma en otra cosa, y quien escribe pasa de ser enferma a ser poeta”. Agregó que el libro surge así como “un duro intercambio entre la poética de un trastorno psiquiátrico y la expresión poética de éste”.

   Se inspira, agrega el informe, en poetas a quienes se diagnosticaron enfermedades mentales. Menciona a Leopoldo Panero, Anne Sexton y Alejandra Pizarnik.

   "Para escribir sobre el dolor hay que haberlo sufrido, y yo vivo en un eterno dolor, con una piedra al cuello desde pequeña", explicó.

   Sobre palabras e imágenes que habitan el libro, expresó que “el rojo simboliza a la mujer y he intentado quitarle el tabú; la sangre simboliza el dolor y la enfermedad y hace visible las vísceras; y de eso nunca se quiere hablar".

   La agencia recuerda que la autora obtuvo el Premio Internacional de Poesía Experimental Francisco Pino, fue finalista del Premio Internacional de Poesía de Torrevieja y ganó el Premio de Poesía Desayuno en Urano.

 

 

   Adjudicado el Premio de Poesía

   Joven Antonio Colinas

 

   La tercera edición del Premio de Poesía Joven Antonio Colinas fue adjudicado a Álvaro Guijarro, nacido en Madrid en 1990, por su obra “Siglo XXIII”.

   El jurado, que integraron los poetas León Molina, Elías Moro, Rosario Troncoso, Jaime Sánchez Martín y Javier Sánchez Menéndez, eligió a Guijarro entre 172 participantes, la mayoría de España y América, informaron los organizadores.

   El certamen es convocado por Ediciones de La Isla de Siltolá y el premio comprende la edición de la obra, con una tirada de mil ejemplares.

   El poeta galardonado es también fotógrafo. Publicó “Tránsito”, en 2011, “Colorofilia”, en 2012; “La postpunk amante de Tiresias”, en 2013; y “María Eugenia”, en 2015. Además, poemas suyos fueron incluidos en antologías.   

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.