• @karlisjar
    Los símbolos nunca callan, así nosotros nos hagamos los sordos
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño
  • @marconpi66
    Del amor también se sale, muerto de latidos
  • @fumivora
    Quiero que solo me apuñales a mi
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @divagandoletras
    Cerrar las ventanas con nosotros fuera. Y quedarnos en el otoño
  • @Claudia_DelSur
    La imaginación nos envuelve en abrazos reales
  • @MeMalcriaste
    También hay errores platónicos
  • @Juansistemico
    Tocará beber de su sonrisa en una foto
  • @Pluriversos
    Cabizbajo no es tan triste si viene un sueño subiendo
  • @cachililiana
    Vengo desterrada de un sueño
  • @nancyeldarjani
    La hora es un compás seguro

Con mucha demora, se publica Nicanor Parra traducido al francés

Una entrevista frustrada, hace 54 años en París, es uno de los puntos salientes de una muy prolongada frustración: la no publicación de obras del poeta chileno Nicanor Parra en francés. El autor que en 1963 quiso entrevistarse con el editor Gaston Gallimard y no pudo lograrlo, ve ahora editada una antología.

 

   Y no es la editorial Gallimard, sino Seuil, la que pone en circulación "Poèmes et antipoèmes. Anthologie 1937-2014", y en un lugar muy especial, la colección "La librería del siglo XXI", reservada a los clásicos. Como para reparar el yerro presente a lo largo de tanto tiempo en incluso después de que, en 2011, Parra obtuvo el Premio Cervantes, que se supone es una suerte de llave maestra para abrir las puertas de la edición en gran parte del mundo.

   El libro es bilingüe, con 700 páginas dedicadas en gran parte a los poemas, e incluye además imágenes de la obra plástica de Parra, entre "quebrantahuesos", "artefactos" y "trabajos prácticos". El prólogo es del escritor Philippe Lancon y la traducción estuvo a cargo de Bernard Pautrat.

    Roberto Careaga se ocupó en El Mercurio de esta novedad. La idea de la publicación tuvo un capítulo inicial en Santiago, en mayo de 1996, cuando Pautrat conoció al poeta y le mostró traducciones de sus textos. El autor le dio una autorización informal para que continuara con su trabajo.

    Dice el artículo que luego se involucró el poeta Felipe Tupper, quien fue agregado cultural en Francia entre 2010 y 2014. Tomó impulso después de la adjudicación del Cervantes, en 2011, cuando naturalmente fue publicado a toda orquesta en España.

   Pero mucho antes de estos hechos, estaba Nicanor Parra en recorrido por la Unión Soviética y conoció en Moscú a Simone de Beauvoir, quien le dio una carta para que se presentara ante Gallimard. Llegó en 1963 a París, para visitar a su hermana Violeta, se presentó en la editorial y pidió hablar con el editor. En principio obtuvo una reacción casi burlona en la recepción, donde le dijeron que una entrevista de esa clase podía llevar una gestión de varios meses. Entonces el poeta chileno mencionó la carta que traía y la situación cambió drásticamente.

   De todos modos Gallimard no lo recibió. Tupper dijo al diario, reconstruyendo el relato que Parra compartió con él en Las Cruces, cuando lo visitó en 2014, que dejó libros suyos y tiempo después recibió una carta en la que la editorial "prestigiosa" le decía que tenían decisión de publicar su poesía siempre que el autor pagara la traducción. Parra rechazó esa posibilidad.

   Siguieron otras peripecias, y afrontar el gran desafío de las dificultades de la traducción, hasta llegar al resultado actual. Para el mundo editorial el acceso de Parra a la colección "La librería del siglo XXI" de Seuil es cosa de gran mérito, visto que en ella figuraban hasta ahora solo dos latinoamericanos, el argentino Jorge Luis Borges y el peruano César Vallejo.

   La nota original está accesible en el enlace siguiente:

http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=366461

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.