• @karlisjar
    Los símbolos nunca callan, así nosotros nos hagamos los sordos
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño
  • @marconpi66
    Del amor también se sale, muerto de latidos
  • @fumivora
    Quiero que solo me apuñales a mi
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @divagandoletras
    Cerrar las ventanas con nosotros fuera. Y quedarnos en el otoño
  • @Claudia_DelSur
    La imaginación nos envuelve en abrazos reales
  • @MeMalcriaste
    También hay errores platónicos
  • @Juansistemico
    Tocará beber de su sonrisa en una foto
  • @Pluriversos
    Cabizbajo no es tan triste si viene un sueño subiendo
  • @cachililiana
    Vengo desterrada de un sueño
  • @nancyeldarjani
    La hora es un compás seguro

Hay que estimular la diversidad de la poesía argentina, afirma editor

Argentina, que es un país centralizado en el poder económico, político y también cultural de Buenos Aires, necesita para su poesía espacios en que se exprese su diversidad y su riqueza, dice el poeta Carlos Juárez Aldazábal, de Salta, provincia del extremo norte y director de una editorial que se distingue por esa búsqueda.

 

   Fue esa necesidad la que lo llevó, junto con otros autores de provincias, a lanzar un proyecto que hoy está de pie, la editorial el suri porfiado (así se escribe, en minúsculas), que viene combinando la publicación de poetas de todo el territorio nacional con los de otros países de América Latina.

   Al “primer desafío”, el de que pudieran acceder a una colección sólida los poetas más alejados de la capital, “se agregó la importancia de los puentes, los vínculos con otras tradiciones de la poesía hispanoamericana”, declaró Carlos Juárez Aldazábal al diario El Tribuno, de Salta.

   “Y en eso estamos, difundiendo las voces de poetas significativos, argentinos o de otras regiones de Hispanoamérica, con la seguridad de que, aunque escasos, los lectores de poesía están ahí, atentos a la poesía por sobre los esnobismos y las modas pasajeras de las redes sociales”, agregó.

   En esa línea, el catálogo de el suri porfiado de 2016 incluye a los mexicanos Marco Antonio Campos, Roberto Amézquita y Erick Pérez Velasco; a la ecuatoriana Elizabeth Quila; al colombiano Felipe García Quintero, y al cubano Idangel Betancourt.

   El diario le preguntó sobre el origen de esta decisión de “editar exclusivamente poesía”. “Surgió de la necesidad –dijo- que teníamos con Sergio De Matteo (La Pampa, centro del país) y Ricardo Costa (Neuquén, suroeste) de visibilizar la poesía que, como poetas, nos interesaba. Una visibilización nacional de nuestras producciones, tradiciones y maestros. El suri es un proyecto de poetas, y no nació como emprendedorismo de micropyme ni nada por el estilo. Siempre se trató de democratizar un espacio condicionado por las modas y los pequeños cánones centrales. Decir ‘aquí estamos, esto también es la poesía argentina’".

   Agregó que la poesía sigue siendo el género “más frágil”, y cuando falta acción estatal la tendencia es hacia la auto edición, “o una proliferación indefinida en las redes sociales de textos que se dirán ‘poesía’ pero que nunca contarán con lectores reales. Literaturas del yo para una vidriera momentánea”.

   También opinó que en otros países de habla castellana, entre los que mencionó a Colombia, México y España, “hay un mercado consolidado de lectores de poesía. Me parece que no ocurre eso en la Argentina”.

   El reportaje completo está accesible en el enlace siguiente:

http://www.eltribuno.info/salta/nota/2017-6-6-1-10-0--la-poesia-sigue-siendo-relevante-en-salta-porque-es-constitutiva-de-nuestra-identidad

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.