• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Bob Dylan envió justo a tiempo el discurso de aceptación del Nobel

El cantante estadounidense Bob Dylan se aseguró la recepción de un millón de dólares del que está dotado el Premio Nobel de Literatura, pues envió a término a la Academia Sueca el discurso de aceptación, para el que tenía plazo hasta el 10 de junio, luego de no haber asistido a la ceremonia en Estocolmo, a fines de 2016.

 

   La intervención del músico cuenta con una serie de referencias literarias y la declaración sobre que no le preocupa específicamente el significado de sus letras, sino que su énfasis está puesto en que conmuevan.

   Sara Danius, secretaria permanente de la Academia Sueca, declaró a la prensa que el discurso de Bob Dylan “es extraordinario y, como se esperaba, elocuente. Ahora que el discurso ha sido entregado, la aventura de Dylan está llegando a su fin”.

   El eufemismo sobre “la aventura” es por las incomodidades que causó el hecho de que Dylan no hiciera declaración alguna una vez que se le adjudicó el Nobel, el 13 de octubre de 2016, jugando al misterio con la aceptación o rechazo. La ceremonia se hizo en el Palacio de Conciertos de Estocolmo sin él. La cantante estadounidense Patti Smith lo representó con una de sus canciones, “A Hard Rain’s gonna Fall”.

   La adjudicación del Nobel de Literatura al compositor y cantante desató un debate que aún no concluye, y que centralmente mostró a dos sectores: una academia que puede ser considerada conservadora, que se indignó por considerar literatura solamente a aquello que está en los libros, y otra que celebró la apertura y festejó el alcance universal que tienen las creaciones de Dylan.

   En su resolución, la Academia dijo que premió al cantante por ser creador de “nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción estadounidense”.

   Dylan envió el discurso en un archivo de audio –que la Academia publicó en su espacio en internet-. Cita a músicos que fueron su referencia, entre ellos Buddy Holly, y libros importantes para él: “Moby Dick”, de Herman Melville, y “Sin novedad en el frente”, de Erich Maria Remarque, entre otros.

   También incluyó una mención a Ulises, protagonista de “La Odisea”, el poema épico de Homero: “Los vientos lo sacuden y le hacen dar vueltas. Vientos agitados, vientos fríos, vientos hostiles. Viaja lejos y el viento lo devuelve”.

   Sobre su propia obra, expresa: “Lo único que importa es si una canción conmueve. No necesito saber lo que significa. He escrito todo tipo de cosas en mis canciones. Y no me voy a preocupar sobre lo que significan”.

   A propósito del ir y venir en torno de Dylan, la aceptación, la ceremonia de diciembre, la prensa sueca recordó que solo un ganador del Nobel de Literatura decidió rechazar el premio, el francés Jean-Paul Sartre. Esto ocurrió en 1964. Luego, otros premiados no concurrieron pero por razones ajenas a su voluntad: Doris Lessing, en 2007; Harold Pinter, en 2005; y Elfriede Jelinek, en 2004.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.