• @_marazi
    Sentimos demasiado como para salir ilesos
  • @HilseCaracas
    Se afiebra el corazón cuando la luna se lleva por dentro
  • @LunaFractal
    Escribir, volver a las andanzas
  • @mediamente
    Los tiempos que corren deberían ser detenidos
  • @NicolasPaulsen
    El monstruo niega su soledad multiplicando los espejos
  • @Naomi_Her
    Todas las flores lloran, incluso las que somos de papel
  • @sontusnubes
    El tiempo, para el poeta, habita en los labios
  • @gensoctavia
    Soy un fragmento de mi asombro
  • @patytemple74
    Con dedos de granizo y largas llamaradas, abriendo mi pecho, mil veces traspasado, malherido
  • @silencioenletra
    Soy de las que empiezan a desvestirse quitándose las cicatrices
  • @annemidi
    Inmigrantes de intimidades heridas somos todos
  • @PedroLuna73
    Soñar es un acto político

Publicar en internet es escribir en una "pared interoceánica", dice el poeta peruano Marco Martos

Publicar un texto en internet es equivalente a algo así como a estampar un texto en una “pared interoceánica”, dice el poeta peruano Marco Martos. El autor está publicando un nuevo libro, inspirado en sus experiencias en la selva de Ayacucho. Adentrarse en esa realidad, dijo, equivale a un “viaje a lo desconocido” para los habitantes de las ciudades.

 

   Se refirió así a “El espíritu de los ríos”, un libro que presenta en la Feria del Libro de Lima 2017, y al que ubicó en el andarivel de “poesía intercultural”, elección que en parte atribuye a su pertenencia a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

   Marco Martos nació en Piura, en 1942. Con reconocimientos a su obra, traducido a varias lenguas, en la universidad mencionada dirige el Taller de Poesía en la Escuela de Literatura.

   El tema de la escritura y la circulación por las redes le fue planteado en un reportaje de Trome. La periodista, Juliane Ángeles, comentó que su poema “El Perú” tuvo gran cantidad de reproducciones en las redes durante una sucesión de desastres en el país.

   Martos comentó que “es el único poema de todos los que he escrito que ha sido inducido por una persona: Luisa Pinto”, una profesora que le pidió un poema que “enseñe a los niños a querer al Perú”.

   En principio lo consideró muy difícil, un objetivo casi inalcanzable. Pero la profesora insistió y “solo año después pude ver que lo que yo había dicho en un poema coincidía con lo que decía un gran historiador francés sobre la noción de patria: Jules Michelet. Es decir, la idea no es estar juntos en el pasado, sino estar juntos en el porvenir, que es lo mismo que yo había dicho en el poema. Él lo dijo antes, pero yo no lo había leído”.

   Sobre la escritura en internet, dijo a Trome: “Hay ciertos inventos que revolucionan la vida del ser humano, particularmente lo que tiene que ver con comunicaciones. Cristóbal Colón vino cinco veces a América y ese fue un récord por varios siglos, porque los siguientes tres siglos las personas que vinieron desde Europa vinieron dos veces”.

   “La aparición del automóvil al fines del siglo XIX fue algo absolutamente extraordinario. El siguiente invento grande en comunicaciones es el avión, pero lo más fabuloso que ha ocurrido en mucho tiempo es la comunicación de internet, la computación y todo lo que viene con ello”, agregó.

   Advirtió que es un recurso que trae “sus peligros”, entre los cuales mencionó “los silencios entre personas que comparten espacios, gente que no conversa, que está con sus teléfonos. Bueno, esos son los riesgos. Pero el beneficio es enorme para los estudios y la comunicación. En el caso de la literatura y la poesía, es lo mismo que escribir en una pared interoceánica, no hay ningún criterio de selección, pero la gente puede seleccionar. El criterio de selección personal puede seguir existiendo y yo creo que es muy positivo”.

   Respecto de “El espíritu de los ríos”, dijo que ya en la juventud se sintió impresionado por la selva, cuando trabajó en Ayacucho. “Conocí la selva de Ayacucho a los 25 años. Y eso para mí fue muy importante. Es el impacto de lo desconocido, en este caso no de ciudades, sino de la propia selva”.

   Posteriormente, viajó a Iquitos y a Moyobamba, desarrolló vínculos y además se sintió “impresionado” por un libro, “La serpiente cósmica”, del suizo Jeremy Narbi, biólogo,

   Continuó: “Yo no soy de la selva, pero soy de Piura. Se trata de poesía intercultural, y esto es precisamente por ser de San Marcos, porque aquí tenemos mucho contacto en términos históricos con las culturas diferentes a la occidental. San Marcos fue un baluarte ya en el siglo XVI de comprensión de la cultura quechua y aymara y del resto de culturas”.

   En suma, explicó el poeta, “creer en el animismo de los pueblos de la selva, considerar que el ayahuasca no es probar una pócima para ver qué tal me va, sino que es definitivamente un viaje a lo desconocido, un viaje que tiene que ser guiado y que tiene características científicas. Y esto es lo que hace Narbi en su libro, mirar con otros ojos las prácticas sociales de los habitantes de la selva”.

   El reportaje completo, que pasa por la relación con sus alumnos, la relación de los peruanos con la lectura y otros temas, está disponible en el enlace siguiente:

http://trome.pe/actualidad/marco-martos-poesia-manera-mundo-entrevista-52878

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.