• @jex_javier
    El eclipse del lector es su imaginación
  • @isona_clarck
    Me gustan los lugares deshabitados por promesas sin salida
  • @EvaLopez_M
    La de cosas que pasan sin que ocurran
  • @hipst_eria
    No es lo que escribes, es lo que borras
  • @JacGoldberg
    El horror salivea en nuestra nuca
  • @Sofia_Insomnia
    Los herejes tenemos que organizarnos
  • @Sinsintidez
    A los tristes los delata la música
  • @yonosoycarmen
    Irse por fuera, quedarse por dentro, esa complicación
  • @NaEnEspiral
    Aquí, donde venimos a disfrazar epitafios con el traje de postal
  • @_soloB
    Yo he dormido lo insuficiente como para no tener pesadillas despierta
  • @tearsinrain_
    No te asustes, solo es otro futuro mas
  • @arbolador
    Algún día se perdonarán haberse conocido

"El sol es la única semilla", del chileno Rojas, publicado en China

“El sol es la única semilla”, de Gonzalo Rojas, fue presentado en Pekín a fines de junio, en lo que es un “hito importante” para la obra del poeta, y en verdad de las letras chilenas en su conjunto, tomando en cuenta que el chino mandarín es una de las lenguas más habladas del mundo.

 

   La traducción estuvo a cargo del hispanista Zhao Zeijiang, quien habló en la presentación sobre el desafío que afrontó con este trabajo. “Estuve siempre dudando de mi mismo, sobre si mis interpretaciones eran correctas o no”.

   La edición corrió por cuenta de la editorial Comercial Press, que puso en circulación tres mil ejemplares, informó la agencia española EFE.

   El centenario del nacimiento de Gonzalo Rojas, que se cumplió en 2016, puso en marcha este proyecto, con el impulso de la embajada chilena en Pekín.

   En la presentación, el embajador Jorge Heine declaró que “Rojas es uno de nuestros grandes poetas, pero hasta ahora no había sido traducido ni publicado en China”, país con el que mantuvo, recordó, un “vínculo importante”.

   Lo visitó por primera vez en 1959. En esa oportunidad, habló sobre poesía durante dos horas con el líder de la Revolución, Mao Zedong, evocó el embajador. Regresó a mediados de los 60, para intercambios con escritores, y en 1970 permaneció en Pekín como agregado cultural, designado por el presidente Salvador Allende.

   "El chino mandarín es uno de los idiomas más hablados en el mundo. Por lo tanto, esto marca un hito importante", dijo el diplomático.

   La agencia española informó que la nieta del poeta, Catalina Rojas, asistió al acto y leyó la primera carta que Gonzalo le escribó, cuando ella tenía apenas tres meses. Lo definió como “un texto sin propósito literario alguno, pero que contiene la vibración poética de su palabra".

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.