• @_marazi
    Sentimos demasiado como para salir ilesos
  • @HilseCaracas
    Se afiebra el corazón cuando la luna se lleva por dentro
  • @LunaFractal
    Escribir, volver a las andanzas
  • @mediamente
    Los tiempos que corren deberían ser detenidos
  • @NicolasPaulsen
    El monstruo niega su soledad multiplicando los espejos
  • @Naomi_Her
    Todas las flores lloran, incluso las que somos de papel
  • @sontusnubes
    El tiempo, para el poeta, habita en los labios
  • @gensoctavia
    Soy un fragmento de mi asombro
  • @patytemple74
    Con dedos de granizo y largas llamaradas, abriendo mi pecho, mil veces traspasado, malherido
  • @silencioenletra
    Soy de las que empiezan a desvestirse quitándose las cicatrices
  • @annemidi
    Inmigrantes de intimidades heridas somos todos
  • @PedroLuna73
    Soñar es un acto político

// ESPECIAL MEDELLÍN 2017 // La poesía sube a la montaña

Poetas de Bolivia, Dinamarca, Honduras y Colombia leyeron en el municipio de Santa Bárbara, cerca de Medellín pero ascendiendo por la cordillera central, rumbo al Pacífico. Fue una de las múltiples presentaciones del Festival Internacional de Poesía de la ciudad colombiana.

 

   Allí se presentaron Camila Charry, colombiana, la poeta que había tenido la enorme responsabilidad de ser la primera en leer ante más de mil personas en el Parque de los Deseos de Medellín, el día que se inauguró la programación, el 8 de julio.

   Junto a ella estuvieron Marcia Mogro, de Bolivia; Fabricio Estrada, de Honduras, y Peter Laugesen, de Dinamarca.

   Santa Bárbara se ubica apenas 53 kilómetros al suroeste de Medellín, pero a la localidad de 23 mil habitantes se asciende por una vía sinuosa y muy transitada. Su actividad económica, en plena montaña, se asienta en los cultivos de mango, café y caña de azúcar.

   Los poetas se presentaron en el auditorio de la Casa de la Cultura local y fueron seguidos con atención por un público del cual surgieron dos lugareños para pedir sus propios textos, que de manera sencilla exaltan las bellezas incomparables del lugar, el trabajo en los cultivos y los afectos familiares primarios.

   Laugesen leyó en su lengua, traducido por representantes de la organización del festival, y al comenzar aclaró que eran textos propios de la geografía que lo rodea en su país, poemas “del océano, de las islas, del frío, de los lugares de donde salieron los vikingos que llegaron muy lejos”.

   La 27ma. edición del Festival Internacional de Poesía de Medellín concluía el sábado 15, tras siete días de actividades intensas, con tres lecturas, en los municipios de Bello y Santafé de Antioquia y en la estación Villa Sierra, del Metro de Medellín, y la clausura de la 21ra. Escuela de Poesía.

   Por la tarde estaba prevista la lectura final otra vez en el Parque de los Deseos, con poetas de los cinco continentes y presentaciones musicales.

   (En la foto, de izquierda a derecha, Laugesen, Charry, Estrada y Mogro).

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.