• @nimarlu
    De tristezas que no dejan costura por reventar y de otros amores impensables
  • @L0laM0ra
    Suelen anidar las ilusiones en la tímida noche buscando la última estrella
  • @monarcamanni
    Lo que nos rompa primero: el olvido o una canción
  • @Anadimeana
    Algunos inundan puentes y ventanas, otros llueven estrellas: cada palabra con su mano vuela
  • @xhuvia922
    Las esponjas del mar borran el horizonte
  • @nancyeldarjani
    El tiempo es un olor cuando llueve
  • @DeNegraTinta
    También te quiero a deshoras
  • @DLobosyQuimeras
    Barcos de papel en dique seco
  • @LaPetit10
    Yo ya no quiero sueños intocables
  • @BlueDement_
    El día que te conozcas, vas a enamorarte de mi
  • @RecMaria
    El tiempo matará lo que no defiendas
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño

// ESPECIAL MEDELLÍN 2017 // La poesía sube a la montaña

Poetas de Bolivia, Dinamarca, Honduras y Colombia leyeron en el municipio de Santa Bárbara, cerca de Medellín pero ascendiendo por la cordillera central, rumbo al Pacífico. Fue una de las múltiples presentaciones del Festival Internacional de Poesía de la ciudad colombiana.

 

   Allí se presentaron Camila Charry, colombiana, la poeta que había tenido la enorme responsabilidad de ser la primera en leer ante más de mil personas en el Parque de los Deseos de Medellín, el día que se inauguró la programación, el 8 de julio.

   Junto a ella estuvieron Marcia Mogro, de Bolivia; Fabricio Estrada, de Honduras, y Peter Laugesen, de Dinamarca.

   Santa Bárbara se ubica apenas 53 kilómetros al suroeste de Medellín, pero a la localidad de 23 mil habitantes se asciende por una vía sinuosa y muy transitada. Su actividad económica, en plena montaña, se asienta en los cultivos de mango, café y caña de azúcar.

   Los poetas se presentaron en el auditorio de la Casa de la Cultura local y fueron seguidos con atención por un público del cual surgieron dos lugareños para pedir sus propios textos, que de manera sencilla exaltan las bellezas incomparables del lugar, el trabajo en los cultivos y los afectos familiares primarios.

   Laugesen leyó en su lengua, traducido por representantes de la organización del festival, y al comenzar aclaró que eran textos propios de la geografía que lo rodea en su país, poemas “del océano, de las islas, del frío, de los lugares de donde salieron los vikingos que llegaron muy lejos”.

   La 27ma. edición del Festival Internacional de Poesía de Medellín concluía el sábado 15, tras siete días de actividades intensas, con tres lecturas, en los municipios de Bello y Santafé de Antioquia y en la estación Villa Sierra, del Metro de Medellín, y la clausura de la 21ra. Escuela de Poesía.

   Por la tarde estaba prevista la lectura final otra vez en el Parque de los Deseos, con poetas de los cinco continentes y presentaciones musicales.

   (En la foto, de izquierda a derecha, Laugesen, Charry, Estrada y Mogro).

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.