• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Spinetta hace innecesario discutir acerca de una eventual frontera entre la poesía y la música

Obras como la de Luis Alberto Spinetta convierten en “innecesaria” la discusión sobre la poesía y la música, que contiene posiciones que ora quieren separarlas profundamente, ora se proponen aproximarlas, cuando no fusionarlas y hasta considerarlas un solo conjunto creativo. Así lo sostiene el poeta colombiano Albeiro Montoya Guiral.

 

   La tesis está elaborada en el examen de “Guitarra negra”, el libro que Luis Alberto Spinetta publicó en Buenos Aires, en 1978.

   Esa obra, expresa Albeiro Montoya Guiral, profesor universitario de literatura y director de la revista Literariedad, aborda como temas principales a la vida y el tiempo, “siameses del amor y la muerte”, es decir “los grandes problemas de la poesía”, ya que “encierran lo que somos y lo que no podemos dominar”.

   Es entonces cuando el autor, en un artículo en su blog del diario El Espectador, afirma: “La discusión en torno a la separación del arte lírico y la música se vuelve innecesaria al acercarnos a un autor como este”.

   En el libro publicado en la capital argentina hace cuarenta años, continúa, “la potencia imaginativa de sus poemas no iba a distar mucho de las letras de sus canciones, ni se iba a alejar tampoco de los grandes poetas que lo influenciaron”.

   Una potencia que, describe, ya había asomado en “Pescado Rabioso” y “ante todo” por “Artaud”, el álbum que Spinetta “había compuesto y grabado como solista, pero que por razones imprecisables salió a la luz a nombre del grupo; en él, canciones como ‘Cantata de puentes amarillos’, ‘Bajan’ y ‘Cementerio club’ iban a habitar la memoria colectiva de la música popular austral”.

   Según Montoya Guiral, los poemas de “Guitarra Negra” tienen “matices autobiográficos muy altos”, en “versos que nos recuerdan que los maravillosos momentos productivos de Almendra’ (1969) nacían del dolor, de la amistad y de su pérdida, del amor y del desamor, de la confrontación con los excesos”.

   En “Figuración”, prosigue, “el uso de la palabra imperativa descubre la posibilidad de ser uno con lo viviente gracias al sentido de existir sin cuerpo, sin la materialidad humana”.

   “Por otro lado, el poeta revelaba su creencia en lo metafísico tal vez cimentada en lo judeocristiano: ‘Hay una locura intensa/ que necesita un cuerpo y una fulguración/ y se desarrolla lentamente/ en el tiempo/ o en la eternidad de un tiempo’. Por esa locura que necesita una forma tal vez entienda un alma, y por esa eternidad pareciera no referirse a lo que llaman ‘historia’ los comentaristas de fútbol, ni al recuerdo cariñoso que generan los músicos como él, sino a un espacio donde la vida continúa, secreta y oscura, y donde la conciencia se elimina”.

   La obra de Luis Alberto Spinetta, expresa Montoya Guiral, hace creer que “la poesía vuelve a su estado original, a la esfera donde Pan toca la flauta que construyó con el cuerpo de la mujer inalcanzable, cuyo sonido se seguiría escuchando en la noche después de morir y entristecería a quienes, al oírlo, imaginasen la naturaleza vacía; esfera donde Orfeo ablanda e ilumina con su arpa el corazón de Hades para vencer a la muerte”.

   La nota completa está disponible en este enlace:

http://blogs.elespectador.com/cultura/el-peaton/lo-amorosamente-imperturbable

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.