• @jex_javier
    El eclipse del lector es su imaginación
  • @isona_clarck
    Me gustan los lugares deshabitados por promesas sin salida
  • @EvaLopez_M
    La de cosas que pasan sin que ocurran
  • @hipst_eria
    No es lo que escribes, es lo que borras
  • @JacGoldberg
    El horror salivea en nuestra nuca
  • @Sofia_Insomnia
    Los herejes tenemos que organizarnos
  • @Sinsintidez
    A los tristes los delata la música
  • @yonosoycarmen
    Irse por fuera, quedarse por dentro, esa complicación
  • @NaEnEspiral
    Aquí, donde venimos a disfrazar epitafios con el traje de postal
  • @_soloB
    Yo he dormido lo insuficiente como para no tener pesadillas despierta
  • @tearsinrain_
    No te asustes, solo es otro futuro mas
  • @arbolador
    Algún día se perdonarán haberse conocido

Hace seis décadas, debate sobre Nicolás Guillén en Argentina

La reedición de una obra poética de hace casi seis décadas motivó una recordación de la visita a la provincia de Corrientes, noreste de Argentina, por el poeta cubano Nicolás Guillén. Fue estando en Corrientes que el escritor recibió la noticia del triunfo de la Revolución, en 1959.

 

   Este episodio singular fue recordado en una nota por Darwy Berti, en el espacio Momorandu.com de la provincia de Corrientes, habitualmente interesado en las actividades poéticas, como recitales, festivales y ediciones.

   Corrientes pertenece a la región litoraleña argentina, en el noreste, caracterizada por grandes ríos y zonas de vegetación semi selvática. La integra junto a su vecina provincia (estado) del Chaco, a la también vecina Misiones y, con ellas, a Paraguay y el sur de Brasil. Es una porción del territorio marcada por la cultura Guaraní, cuya lengua se habla en numerosas poblaciones.

   A fines de los 50 del siglo XX, Nicolás Guillén realizaba giras internacionales reclamando el fin de la opresión en Cuba, con sus textos enérgicos contra las oligarquías y el imperialismo.

   Berti hace notar en su artículo que se dio la circunstancia especial de que los conservadores de Corrientes, quienes manejaban entonces y manejan ahora la política, la economía y la mayoría de los medios de comunicación locales, invitaran a un escritor de izquierda y anti-imperialista.

   Acaso aquélla invitación pueda ser inscripta en cierto esnobismo de las élites, quienes para mostrarse ilustradas y cosmopolitas solían y suelen organizar actividades que reúnan a los creadores e intelectuales que, en el fondo de su corazón, repudian y desprecian.

   Lo cierto es que Guillén se presentó en enero de 1959 en el Museo Colonial e Histórico de Corrientes, una dependencia estatal.

   El autor de la nota recuerda que fue invitado a la actividad y escribió un informe en el diario “La Mañana”, a partir del cual, según dice, se desató una polémica virulenta, que se prolongó un mes y sobre la cual volvió a publicar una nota, titulada “La poesía y los animales enfermos de rabia”.

   Berti afirma que en esas líneas incluyó erróneamente al poeta de la vecina provincia del Chaco Adolfo Cristaldo, “por cultivar la poesía de la negritud”.

    “¿Hay que agregar que el propio Cristaldo era tan negro como Nicolás Guillén, pero no tan poeta anti imperialista?”, continúa.

   Las posiciones fueron irreconciliables entre quienes se identificaban con la poesía de Nicolás Guillén y la de Cristaldo.

   Así las cosas, ahora fue llevada a Corrientes una reedición del libro “canónico” de Cristaldo, llamado “Razachaco”, publicada con auspicio de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional del Noreste, el Ministerio de Educción y el Instituto de Cultura del Chaco, y que contiene algunos de los poemas sobre negritud que remiten al debate de 1959.

   La nota original está disponible en este enlace:

http://www.momarandu.com/amanoticias.php?a=3&b=0&c=159081

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.