• @jex_javier
    El eclipse del lector es su imaginación
  • @isona_clarck
    Me gustan los lugares deshabitados por promesas sin salida
  • @EvaLopez_M
    La de cosas que pasan sin que ocurran
  • @hipst_eria
    No es lo que escribes, es lo que borras
  • @JacGoldberg
    El horror salivea en nuestra nuca
  • @Sofia_Insomnia
    Los herejes tenemos que organizarnos
  • @Sinsintidez
    A los tristes los delata la música
  • @yonosoycarmen
    Irse por fuera, quedarse por dentro, esa complicación
  • @NaEnEspiral
    Aquí, donde venimos a disfrazar epitafios con el traje de postal
  • @_soloB
    Yo he dormido lo insuficiente como para no tener pesadillas despierta
  • @tearsinrain_
    No te asustes, solo es otro futuro mas
  • @arbolador
    Algún día se perdonarán haberse conocido

La poesía "es esperanza", dice el marroquí Abdellatif Laâb

La poesía “es esperanza” y representa en sí misma “valores éticos” que impone a todos los escritores, sostiene el marroquí Abdellatif Laâb, que fue preso político en su país y vive ahora en el exilio en Francia. Recibió en México, en el festival Di/Verso, el Premio Internacional de Poesía Nuevo Siglo de Oro.

 

   “Los poetas no trabajan sino con esperanzas. La poesía no se ausenta de la realidad: está presente porque es importante dar testimonio de la paz en la Tierra, de gestar esa respuesta cada día y demostrarla a través de la poesía. A partir de esa idea es que uno puede escribir y muchos grandes poetas han surgido de estas circunstancias”, agregó.

   Abdellatif Laâb, quien estuvo en México a comienzos de julio como uno de los invitados al festival en la capital, es también novelista, dramaturgo, ensayista y traductor del árabe al francés.

   A propósito de su presencia, el diario Milenio recordó que fundó en 1966, junto con otros creadores, la revista “Soufles” (“Alientos”), en 1966, prohibida seis años después por las autoridades, en medio de un clima de persecución.

   Fue acusado de “atentar contra la seguridad del Estado” y condenado a diez años de prisión, y sufrió torturas. Se exilió en 1985 en Francia, donde recibió reconocimientos por su obra.

   “El primer compromiso de la poesía es con la poesía misma y su ética. No hay un compromiso con una ideología, un partido o un movimiento en específico, sino con los valores éticos que la poesía nos impone a todos los escritores”, declaró a Milenio.

   Pero no se trata de una mirada hacia la poesía como universo cerrado sobre sí mismo, porque ella “no se ausenta de la realidad: está presente porque es importante dar testimonio de la paz en la Tierra, de gestar esa respuesta cada día y demostrarla a través de la poesía. A partir de esa idea es que uno puede escribir y muchos grandes poetas han surgido de estas circunstancias”.

   En medio de las condiciones más adversas, como las que relató en su caso, Laâbi dijo que los poetas deben seguir de pie, “con los ojos abiertos, la conciencia dispuesta a hacer nuestros deberes de hombres y también de poetas. La poesía permite mantener la esperanza. Si no lo permitiera yo no estaría aquí, habría muerto hace tiempo, física y moralmente; por lo tanto, la poesía es verdadera, está llena de esperanza”.

   El Premio Internacional de Poesía Nuevo Siglo de Oro es otorgado por el Círculo de Poesía y Valparaíso Ediciones.

   Ante otra pregunta del diario, dijo que “el camino cultural y literario latinoamericano es una vía que nos nutre mucho, porque hay una gran vitalidad y diversidad en los países latinoamericanos: aquí hemos encontrado una forma aventurera de vivir la literatura porque no está estancada. Tiene un poco de locura que me corresponde, que me gusta”.

   La nota original está disponible en este enlace:

http://www.milenio.com/cultura/poesia-muerto-abdellatif_laabi-premio-nuevo_siglo_0_989301069.html

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.