• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Vallejo, quien más experimentó en castellano, opina Montalbetti

César Vallejo es probablemente “la persona que ha hecho la mayor experimentación en lengua española en la historia”, dice su compatriota y también poeta, Mario Montalbetti. Y es la mayor, agrega, porque “sobrevivió”, en el sentido de que escribió poemas, a diferencia de experimentaciones que son simples “locuras arbitrarias”.

 

   “Probablemente hubo otros que hayan sido experimentadores más radicales que Vallejo, de quienes no nos enteramos ni sobrevivieron, pero las de él son experimentaciones que terminan siendo poemas”.

   Mario Montalbetti dialogó con el diario El Telégrafo, de Guayaquil, durante una visita reciente al Ecuador.

   Siempre sobre César Vallejo, dijo que “no sé si es el más radical de todos, pero es una de las personas que más inteligente y estéticamente ha explorado la lengua, en su caso la nuestra, el castellano”.

   Durante el reportaje, el poeta peruano sostuvo que los poemas “vienen de muchos lados”, dependiendo del autor y la vida y experiencias que atraviese.

   En su caso, continuó, “los poemas siempre vienen del lenguaje, de ciertos usos que me llaman la atención y que trato de explorar, de elaborar. Los poemas reflexionan dentro del poema mismo o pueden hacerlo, en todo caso. No veo una vía única hacia el poema”.

   Por ejemplo, dijo a El Telégrafo, “nadie que yo conozca en Latinoamérica ha escrito de manera tan brutal y tan bien sobre la geografía que Raúl Zurita. Casi físicamente, lo que hace es agarrar versos y tirarlos contra la costa, el agua, y estallan. Para hacer eso, sin duda, necesitas otros materiales que son tan válidos como los de (Jorge Luis) Borges o cualquier otro”.

   Agregó que los creadores hacen arte “para compensar la realidad”. Explicó: “Hay ciertas cosas que no nos gustan del mundo real, de afuera o de adentro, y hacemos arte de cualquier forma -verbal o plástica- para compensar un poco estas cosas que creemos que no andan bien en el otro lado. Creo en esta especie de compensación, sí, pero el problema está en que una vez que hay ciertas cosas que nos disgustan y a las que oponemos arte, la realidad se vuelve absolutamente indiferente a lo que digamos sobre ella”.

   “Podemos criticar una cierta distribución de objetos en el mundo, decimos que está mal y la distribución se mantiene ahí, igual. Pareciera que lo que decimos sobre el mundo, le da lo mismo al mundo. Entonces, ocurre que comenzamos a examinar el instrumento con el que decimos cosas sobre el mundo para saber por qué no responde a nuestras exigencias o reflexiones y allí sigue esta otra poesía que es una sobre el lenguaje mismo, como búsqueda que haga conectar algo de nuestro lenguaje con lo real”.

   Ante la pregunta sobre si existe una “poesía femenina”, Montalbetti respondió que “sin duda lo femenino es una forma distinta de ver el mundo, pero se me dificulta decir, por ejemplo, que Blanca Varela sea una poeta femenina. Creo que es más que eso, es una poeta y punto. Una que incorpora probablemente una visión femenina, sin duda, pero cuando lo femenino es más importante que el poema, vamos por mal camino. Si justificamos poemas simplemente por el hecho del género, me parece un problema. No tengo la menor duda de que el género entra en la visión del poeta cuando escribe y trabaja, pero el poema es más importante que lo que determina el género, incluso para cualquiera de sus variedades, no solo dos”.

   La entrevista completa está disponible en este enlace:

 http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/cultura/7/el-poema-es-una-forma-de-pensar-distinta-a-la-impuesta

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.