• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Otra antología de "poetas beat" es publicada en la Argentina

La poesía beat, que apareció en Estados Unidos a mediados del siglo XX, continúa teniendo lectores y extendiendo su conjunto de propuestas y desafíos. Autores que la representan, incluidos los que siguen siendo evocados y exaltados en gran parte del mundo, están reunidos en una antología publicada en Argentina.

 

   Allen Ginsberg, William Burroughs y Jack Kerouac pueden ser considerados los autores cuyos nombres están presentes con más potencia, pero hay muchos otros, cuarenta en total, que integran la antología “Poesía Beat”, editada por Juan Arabia y Mariano Rolando Andrade, y publicada por Buenos Aires Poetry.

   Herbert Huncke, Anne Waldman, Philip Lamantia, Carl Solomon, John Wieners, Michael McClure, Gary Snyder y Lew Welch están también incluidos.

   La poesía beat no solo es significativa por su vocación de explorar renovaciones estéticas, sino porque fue emergente y a la vez alimento para una parte considerable de una generación que encontró en ella el camino para expresar su disconformidad con el sistema imperante y las tendencias conservadores que tienen gran supremacía en Estados Unidos, en todos los órdenes.

   Esta voz, catalogada también como “movimiento contracultural”, se expandió a gran cantidad de países y tuvo repercusión significativa en América Latina, donde gestó admiradores e inspiró a gran cantidad de autores, que asimilaron y reprodujeron sus características esenciales. Algunos de los poetas beat visitaron América Latina, hicieron lecturas y tejieron amistad con poetas locales.

   Como ya lo hicieron publicaciones en otros países, la antología que aparece en Argentina tiene el esmero de incluir a las mujeres de la generación beat, quienes en gran parte permanecieron en la sombra, en segundo plano, pese a que el movimiento pretendía sacudir los parámetros predominantes en la sociedad de la época de su surgimiento.

   La agencia Télam cita entre ellas a Anne Waldman, Diane di Prima, Elise Cowen y Brenda Frazer.

   Los responsables de la antología declararon a la agencia que en el libro definen a la Generación Beat como “una formación artística e intelectual aún vigente”.

   “El criterio fue abarcativo, y por eso la división de la antología en cinco secciones”, agregaron. Ellas  son Costa Este, Costa Oeste, Nueva York, Beat Hotel y Outsiders. 

   Mencionaron poemas que, a su juicio, “sintetizan” lo que representa la poesía beat: "Sutra de Girasol", de Allen Ginsberg; "Cuando era un poeta", de David Meltzer; "Persiguiendo la sombra de Kerouac", de Jack Micheline, y "La práctica de la evocación mágica", de Diane di Prima.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.