• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Poesía es "ejercicio contra la prisa", dice Jaramillo Agudelo

La poesía es "un ejercicio contra la prisa", afirma el colombiano Darío Jaramillo Agudelo. Frente a la aceleración permanente que impone el modo de vida actual, prosigue, la poesía representa un salvataje o un consuelo.  El autor anuncia para noviembre su participación en la Feria Internacional del Libro de Oaxaca.

 

   "Definitivamente una de las características de lo que llamamos modernidad o mundo moderno, tecnología, es que cambió la velocidad. En mi caso, hasta físicamente estoy diseñado contra la prisa, porque tengo una pierna de palo”, agregó, en referencia al hecho que sufrió en 1989, cuando pisó una mina colocada fuera de la casa de Fernando Martínez Sanabria.

   Nacido en Santa Rosa de Osos, departamento (provincia o estado) de Antioquia, en 1947, Darío Jaramillo Agudelo fue entrevistado telefónicamente por el diario mexicano Excelsior.

   Comentó que el 28 de julio cumplió 70 años, y expresó al entrevistador: "Lo único que puedo decirte es que no me siento viejo. He envejecido, pero todavía me puedo valer por mí mismo; suelo estar contento, eufórico y no tengo ninguna prisa".

   Ante una pregunta por esa definición, agregó: "Digamos que el apresuramiento o la prisa y la poesía casi son términos contradictorios".

   "El tiempo es oro, dicen los gringos, que adoran el oro y el tiempo. Quizá para quien esté en ese remolino, la poesía es un paréntesis muy consolador, para darse cuenta de que la religión del dinero y del oro, de la prisa, del tiempo y del llegar primero… es una solemne tontería de nuestra cultura", remató.

  Acerca de la poesía, el escritor colombiano dijo que en sus orígenes "era para ser escuchada, pero hace unos diez siglos llegó el acto de leerla en privado y no oírla".

   Al mencionar que algunos de sus poemas fueron musicalizados, coincidió con el entrevistador de Excelsior en que la música perdió su "cariz poético".

    "La pregunta sería: ¿hay poesía 'reguetónica' o no hay poesía 'reguetónica'. Creo que las canciones que cantan al amor y al amanecer serán eternas y siempre habrá una forma de hacerlo, aunque no esté de moda. La moda será otra cosa que, en algún momento, puede tener componentes poéticos… o no. No olvides que hace nada un cantante (Bob Dylan) recibió el Nobel de Literatura, lo que apunta en esa dirección de reconocer como poeta al que canta", concluyó.

   "¿El poeta domina a los versos o viceversa?", preguntó el diario, a lo que reaccionó así: "Cuando uno se encuentra en la carpintería del poema, cada palabra tiene que ser pesada por su significado y también por su cercanía con las demás palabras. Es algo en lo que no hay que tener prisa alguna. Horacio, el poeta romano, nos dice que uno tendría que demorarse nueve años puliendo cada poema y entonces ver si se puede publicar o no. Estoy deformando la idea de Horacio, pero lo básico es que el taller tiene que ser lento, deliberado, difícil y despiadado, para ver si lo que uno escribió ayer o hace un mes era lo adecuado".

   El reportaje original está disponible en este enlace:

http://www.excelsior.com.mx/expresiones/2017/07/27/1178081#view-1

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.