• @_marazi
    Sentimos demasiado como para salir ilesos
  • @HilseCaracas
    Se afiebra el corazón cuando la luna se lleva por dentro
  • @LunaFractal
    Escribir, volver a las andanzas
  • @mediamente
    Los tiempos que corren deberían ser detenidos
  • @NicolasPaulsen
    El monstruo niega su soledad multiplicando los espejos
  • @Naomi_Her
    Todas las flores lloran, incluso las que somos de papel
  • @sontusnubes
    El tiempo, para el poeta, habita en los labios
  • @gensoctavia
    Soy un fragmento de mi asombro
  • @patytemple74
    Con dedos de granizo y largas llamaradas, abriendo mi pecho, mil veces traspasado, malherido
  • @silencioenletra
    Soy de las que empiezan a desvestirse quitándose las cicatrices
  • @annemidi
    Inmigrantes de intimidades heridas somos todos
  • @PedroLuna73
    Soñar es un acto político

"En el blanco infinito", exaltación de la obra de Juan R. Jiménez

El escritor español José Luis Rey publica un libro que define como una expresión de amor por la obra de Juan Ramón Jiménez. Y a pesar de esa devoción, el autor reconoce que la poesía de Jiménez no tiene actualmente una gran presencia en España, lo que por cierto no le impide estampar en esta obra su admiración.

 

   De los períodos en que comúnmente se divide la obra del autor de Moguer, José Luis Rey elige “sin duda, la última”, a la que define como portadora de una palabra “suficiente o verdadera”, que se expresa en “Dios deseado y deseante”.

   Es el libro, dijo, “más original, el más sorprendente de nuestra tradición contemporánea. Y sin embargo es también el más lógico. ¿Cómo a nadie antes se le había ocurrido, tras crear una obra, crear al dios de esa obra, al dios inmanente que habita la palabra, al espíritu gobernando y dando aliento a la palabra que va a quedar sola, para que no quede sola del todo?".

   “Solo es comparable a este libro, en la poesía del siglo XX, la gran obra última de Rilke, las ‘Elegías de Duino’: ambos nos llevan, después de toda una obra, a desembocar en la eternidad lograda mediante la poesía".

   La obra de Rey se titula “En el blanco infinito”, es editada por Huerga & Fierro y “no es un libro erudito ni científico sobre Juan Ramón:  es la visión de un poeta de hoy sobre su maestro de ayer y de siempre”, dijo a Huelva Información.

   Explicó que la obra “va dando saltos, fijando estampas de la vida y la obra del andaluz universal". Para ello, cada capítulo parte de un poema, a partir del cual Rey da cuenta de sus interpretaciones e impresiones. Son textos que “no buscan afirmar ni consolidar nada: Juan Ramón no necesita evangelistas, pero sí tal vez personas que amen completamente su obra".

   Insistió: “Es un libro de poeta, no de filólogo. Un libro escrito a medio camino entre el ensayo y la poesía en prosa. Los capítulos fueron surgiendo solos y sin esquema previo".

   Rey nació en Puente Genil, en 1973. Es poeta, ensayista y traductor. Obtuvo varios premios, algunos de ellos considerados de los más importantes de España, como el Internacional de Investigación Literaria Gerardo Diego, en 2005, el Internacional de Poesía Jaime Gil de Biedma, en 2006, y el de la Fundación Loewe, en 2009.

   Relató a Huelva Información que descubrió al autor de “Platero y yo” después de haber leído a Federico García Lorca. “Ha sido una influencia y compañía constante en mi persona y mi obra”.

   Sostuvo que Juan Ramón Jiménez se nutre de Rubén Darío y “presenta parentesco curioso con Eliot: a ambos les interesan los simbolistas menores franceses. De hecho, la poesía primera de Juan Ramón parece reflejar una naturaleza y un campo más franceses que españoles. Creó en esos primeros libros la topografía de los sueños y luego llegó hasta el dios de la palabra".

   La entrevista completa está disponible en este enlace:

http://www.huelvainformacion.es/ocio/Jose-Luis-Juan-Ramon-Jimenez_0_1161783825.html

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.