• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Propuesta de espacio poético compartido entre Granada y Jaén

Representantes de la Diputación de Jaén propusieron a las autoridades de la ciudad y de Granada la creación de un "espacio común" en el campo de la literatura, específicamente en la poesía, a partir de las obras y las figuras de Federico García Lorca y Miguel Hernández.

 

   El presidente de la Diputación provincial, Francisco Reyes, dijo a fines de agosto que los contactos ya están en marcha, con el objetivo de "aprovechar la simbiosis y las relaciones" entre ambos poetas.

   No es un plan referido exclusivamente a propósitos culturales, sino que abarca también el objetivo de atraer turistas, con el aprovechamiento de destinos aéreos y la promoción de los ámbitos donde los dos autores, uno andaluz de nacimiento y otro por adopción, desarrollaron parte de sus vidas y obras.

   Jaén está organizando múltiples actividades por cumplirse 75 años de la muerte del poeta de Orihuela, de cuyo legado es responsable, pues lo adquirió en 2012.

   Reyes consideró que se presentan oportunidades después de "la importante inversión que hizo la Diputación en la adquisición del legado y en el museo Miguel Hernández de Quesada".

 

   Los días de Ricardo Molina en Ibiza

   Los días que transcurrió en Ibiza dieron a Ricardo Molina la oportunidad de ampliar en su poesía la presencia, ya intensa y significativa, de la naturaleza. El mar se hizo presente en sus versos, hasta entonces habitados más por las serranías de Córdoba.

   La incorporación del paisaje balear fue destacada por Olga Rendón Infante, doctora en Filología Hispánica, cuya tesis doctoral fue "Ricardo Molina y la Generación del 27".

   En 2017 se cumplen cien años del nacimiento del poeta nacido en Puente Genil, Córdoba, por lo que están en curso hasta fin de año varias actividades para analizar y recordar su obra poética y, dijo Rendón Infante, su labor al frente del Grupo Cántico.

   Al respecto, recordó que Molina "ha sido elegido por el Centro Andaluz de las Letras como autor del año con carácter póstumo, lo que significa que se editará para otoño (boreal) una antología de su obra poética, y circularán por las bibliotecas provinciales una exposición y un catálogo sobre su vida y su obra".

   El Periódico de Ibiza y Formentera se interesó especialmente por el período en que Molina estuvo en Ibiza, cuando la Guerra Civil obligó a uno de sus hermanos, Enrique, a radicarse en la isla. Ricardo lo visitó en algunas ocasiones.

   Esos viajes determinaron la presencia en su poesía, dijo la filóloga, del paisaje balear.

   "En la poesía de Ricardo Molina tiene una enorme presencia la naturaleza, pero hasta entonces ésta —aunque inspirada en el marco bucólico y pastoril de la tradición clásica— siempre se había circunscrito al paisaje natural más próximo a Molina, esto es, la sierra de Córdoba, los olivares, las campiñas y las márgenes de los ríos que las bañan. Pero no era habitual en su poesía, por ejemplo, la presencia del mar".

   Así, "en algunos de los poemas de 'Baleáricas', como 'Amanecer marino' o 'Canción en alta mar', aparece este nuevo elemento pero de nuevo superpone sus amplios conocimientos literarios al entorno natural que admira, y así se recrea en estos poemas la imagen tan habitual del Romanticismo del XIX, del barco que navega libre y solitario bajo el reflejo de la luna. En otros el poeta canta a sus cumbres y pinares con la presencia sensual de árboles y plantas que se asocian a la isla, como la higuera, la palma o la adelfa".

   No llegó a publicar en vida poemas que escribió en el verano de 1957 sobre Ibiza. "Son once poemas que salieron a la luz por primera vez en 1982, en la edición que la Diputación Provincial de Córdoba hizo de su obra poética completa en dos volúmenes a cargo de Bernabé Fernández-Canivell, Pablo García Baena, Rafael León y María Victoria Atencia, con un prólogo excepcional de Dámaso Alonso. Estos poemas se recogen bajo el título genérico de 'Baleáricas', tal como el propio Molina los tenía guardados en su archivo".

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.