• @jex_javier
    El eclipse del lector es su imaginación
  • @isona_clarck
    Me gustan los lugares deshabitados por promesas sin salida
  • @EvaLopez_M
    La de cosas que pasan sin que ocurran
  • @hipst_eria
    No es lo que escribes, es lo que borras
  • @JacGoldberg
    El horror salivea en nuestra nuca
  • @Sofia_Insomnia
    Los herejes tenemos que organizarnos
  • @Sinsintidez
    A los tristes los delata la música
  • @yonosoycarmen
    Irse por fuera, quedarse por dentro, esa complicación
  • @NaEnEspiral
    Aquí, donde venimos a disfrazar epitafios con el traje de postal
  • @_soloB
    Yo he dormido lo insuficiente como para no tener pesadillas despierta
  • @tearsinrain_
    No te asustes, solo es otro futuro mas
  • @arbolador
    Algún día se perdonarán haberse conocido

"La conversación", antología del argentino Santiago Sylvester

La conversación como camino primordial de relación con el entorno y con el mundo marca la vida y la obra del poeta argentino Santiago Sylvester. Es por ello que presentó una antología personal con ese título, “La conversación”, para la cual tuvo que elegir textos de una obra muy extendida, que tiene como una de sus referencias a los poetas del Siglo de Oro español.

 

   Esa palabra, conversación, es revestida por el autor con componentes filosóficos, porque “se trata de una síntesis de lo que es el arte. Creo en la conversación por ideología y por temperamento; es una herramienta fundamental que nos llega desde lejos, desde que el hombre aprendió que vive en manada y que sólo en manada puede darse la vida. Somos en relación con el otro, y así es como he escrito todo hasta ahora”.

   Santiago Sylvester nació en Salta, extremo noroeste argentino, en 1940, y comenzó a publicar poesía cuando tenía veinte años. Presentó la antología en la capital de Salta, ya que la edición tuvo apoyo del Fondo Editorial de la Provincia.

   El poeta declaró al diario local El Tribuno que “al ser una selección de tantos años, los temas son tan variados como lo fue mi propia vida. Jaime Gil de Biedma decía que su tema era ‘yo y el paso del tiempo’. Le agregaría ‘el mundo en el que vivo y la época que me tocó’”.

   Dijo, ante otra pregunta: “Mi destino pasó y pasa por la poesía. Gracias a ella me he relacionado de determinado modo, he leído de determinado modo, he viajado, he conversado y he aprendido a estar solo de determinado modo. Es mi manera de andar y el eje de todo lo que he hecho”.

    Sobre los autores a partir de los cuales comenzó a desarrollarse su propia obra, mencionó –además del Siglo de Oro- a la poesía del siglo XX, “con su impronta de aventura, búsqueda y cierto inconformismo, como para aceptar que no hay que quedarse quieto”.

   Tomó distancia de la posibilidad de que la ideología política sea expresada taxativamente en la poesía. En su opinión, “la ideología sale igual cuando damos un punto de vista sobre la sociedad, la justicia o la injusticia... No creo que querer cambiar el mundo en ese sentido sea la primera tarea de un poeta”.  

   El diálogo completo, en vísperas de la presentación de la antología, está disponible en este enlace:

http://www.eltribuno.info/salta/nota/2017-9-6-21-38-7-una-antologia-poetica-rescata-el-dialogo-como-modo-de-ser

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.