• @SalvadorTannis_
    Lo que sé se lo agradezco al silencio
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @karlisjar
    ¿De cuántas sinfonías está hecho un aguacero?
  • @fumivora
    Después de la tormenta, un barquito de papel
  • @L0laM0ra
    A cierta distancia nos leemos más cerca
  • @DamaElegante_
    Es bueno tener sonrisas a punto, en la trastienda de los sueños rotos
  • @sweetcamelot
    Un alma inquebrantable se refleja en una dulce sonrisa
  • @noessineso
    Aunque lo imagino,/ lo sueño,/ ese atardecer/ juntos/ fue de otros
  • @jfsounds
    Cual farol quemar/ Las corazas de papel/ Desde adentro
  • @loretosesma
    Porque escribo mejor desde mi herida pero sonrío mejor desde la cicatriz
  • @NegroPermanente
    Sigo anclado en la estación en donde nos dejamos los sueños
  • @Aline_RFagundes
    Probé de la pulpa nueva/ ¿pecaminoso jugo de la historia?/ para que la memoria/ se tejiera de gravedad

El venezolano Jesús Montoya gana un premio hispanoamericano

Imágenes poéticas de gran impacto, presentadas con vertiginosidad, permitieron al autor venezolano Jesús Montoya obtener el primer premio de un concurso hispanoamericano para jóvenes. El jurado encontró en sus poemas una conjunción “solvente” entre tradición y vanguardia.

 

   El premio lleva el nombre de Francisco Ruiz Udiel, un poeta nicaragüense que se quitó la vida el 31 de diciembre de 2010 en Managua, cuando su obra empezaba a llamar la atención entre los autores de su país. Había nacido en Estelí en 1977 y ya había recibido un reconocimiento, el Premio Internacional de Poesía Joven Ernesto Cardenal 2005, por su obra “Alguien me ve llorar en un sueño”. Publicada en Nicaragua, cuatro años después también lo fue en España, por la Editorial Garúa Libros.

   “Como nicaragüense me siento muy honrada de que este premio lleve su nombre”, expresó la también poeta Gioconda Belli en la entrega del premio realizada a comienzos de septiembre en Bogotá, durante el festival literario Las Líneas de su Mano.

   Jesús Montoya se presentó al certamen con su obra “Hay un sitio detrás de los incendios”.

   El jurado estuvo presidido por el colombiano Federico Díaz-Granados, acompañado por el mexicano Alí Calderón, el español Daniel Rodríguez Moya y el italiano Eden Tosi. Fue secretario el mexicano Miguel Valverde.

   La organización informó que participaron más de doscientos autores de hasta 30 años, de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

   El acta del jurado dice que el libro de Montoya “se caracteriza por la vertiginosa superposición de imágenes poéticas de gran impacto y verso de largo aliento, con poemas que conjugan de manera solvente tradición y vanguardia”.

   “Hay un sitio detrás de los incendios” será publicada por Valparaíso Ediciones, que le dará circulación a la obra en Colombia, México y España, una posibilidad a la que no acceden muchos libros de poesía.

   El premio, dice la Editorial Valparaíso, “quiere honrar la memoria del poeta nicaragüense Francisco Ruiz Udiel, que falleció a los 33 años. Ruiz Udiel desarrolló a lo largo de su corta vida una trayectoria literaria que lo había destacado como la voz más prometedora de su generación en Centroamérica”.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.