• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Se puso en marcha Visor México, con ediciones de Campos, Szymborska y Tranströmer

El mexicano Marco Antonio Campos, la polaca Wislawa Szymborska y el sueco Tomas Tranströmer son los autores que dan la apertura a Visor Libros en México, con lo cual la editorial y colección de poesía más cuantiosa en español sigue expandiéndose por América Latina. Noticia significativa para un público lector siempre en dificultades, dada la circulación deficiente de los libros.

 

   Visor hizo una alianza con el Círculo de Poesía, con el que coincide en publicar “lo mejor” de la poesía mexicana, una referencia que es por cierto de contornos muy complejos de precisar, y “la poesía del mundo”, dijeron los responsables del emprendimiento.

   En nombre del Círculo de Poesía, Alí Calderón declaró a periodistas que “Visor Libros representa para los poetas el canon, el lugar donde se lee a los grandes autores, y la casa editorial en México le permitirá a los lectores acceder a materiales que han circulado escasamente en el país”.

   Por parte del Círculo, Calderón dijo: “Estamos comprometidos con los lectores desde hace muchos años. La revista cuenta con seis millones de visitantes, una labor que tiende puentes de conocimiento con otras tradiciones poéticas del español, primero, y después de otras lenguas. Con la llegada de Visor Libros a México, crecen las opciones con la publicación de los principales exponentes de la poesía internacional”.

   La colección Visor es conocida universalmente. Fue creada en España en 1968 y acumula un catálogo fenomenal, con alrededor de mil títulos. La dirige Jesús García Sánchez, Chus Visor, quien fue su fundador.

   El primer libro publicado en México es “Dime dónde, en qué país”, de Marco Antonio Campos, quien nació en Ciudad de México en 1949 y es también narrador, ensayista, traductor y editor. Obtuvo gran cantidad de premios, entre ellos el Xavier Villaurrutia, en 1992 y 1993; el Casa de América de Poesía Americana, que se otorga en España, en 2005; y el Iberoamericano Ramón López Velarde, en 2010.

   Su labor como traductor de poesía constituye un aporte muy significativo para los lectores de su país, pues abarca a Charles Baudelaire, Arthur Rimbaud, Antonin Artaud, Umberto Saba, Giuseppe Ungaretti, Salvatore Quasimodo, Cesare Pavese, Carlos Drummond de Andrade y Nuno Júdice, entre otros.

   De Wislawa Szumborska, Visor México publicará “Antología poética”, y de Tomas Tranströmer será “Bálticos y otros poemas”.

 

 

   Recordación de Juan Bañuelos

   El poeta chiapaneco Juan Bañuelos fue recordado en un encuentro en Tuxtla Gutiérrez como un entrañable “personaje de barrio”, pero también como el intelectual solidario con los pueblos indígenas, con los pobres y otras víctimas de la injusticia.

   La recordación se realizó en la Casa de la Marimba, donde el poeta Adolfo Ruiseñor, en el encuentro titulado “Personajes de barrios”, se enfocó en el poeta nacido en 1932.

   Y aunque la referencia de partida fue el barrio de Santo Domingo, donde nació, Ruiseñor recordó de inmediato que Bañuelos donó el dinero del Premio Chiapas a los indígenas chiapanecos, para lo cual recurrió al obispo Samuel Ruiz, quien dijo que podía aceptarlo porque “viene de un poeta honrado, de un hombre leal, defensor de los derechos humanos”.

   Pero mucho antes de eso, dijo el orador, Bañuelos había estado cerca de las luchas por la justicia, como cuando el Movimiento Estudiantil del 68 hizo suyos algunos de sus versos.

   Ruiseñor dio paso después a la lectura de algunos poemas, entre ellos “Donde solo se habla de amor”, “Contratiempo” y “Redoble bajo una ceiba”, a cargo de los poetas Marta Grajales, Eduardo Molina y Hernán González, informó el Diario de Chiapas.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.