• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Ramón Xirau, el que "describía el infinito": homenaje en México

Ramón Xirau, poeta y filósofo, quien gustaba definirse como “un catalán de México y un español de España”, encontró en los paisajes la forma de describir el infinito. Esa fue una de las ponderaciones sobre el creador, que falleció en julio de 2017, durante un homenaje realizado en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México.

 

   Allí se reunieron la poeta Elsa Cross, el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, el músico Mario Lavista y la esposa de Ramón Xirau, Ana María Icaza.

   También participó Mauricio Montiel, coordinador nacional de Literatura del Instituto de Bellas Artes, quien mencionó la manera en que Ramón Xirau “se apropia de los paisajes”, que a su modo de ver “recuerda a la poesía japonesa”. Esto se debe a que “Xirau celebra el paisaje en otra clave, en la vida interior de la materia, con una serena alabanza. Su acto poético se convierte en una expresión de la naturaleza".

   A propósito de esta consideración, informó Notimex, leyó un texto enviado por el escritor Juan Villoro, en el que afirma que el autor nacido en Barcelona en 1924 dio con una “forma personal de describir el infinito, con sus huellas llameantes y sus hojas trémulas de pájaros”.

   La directora del Instituto, Lidia Camacho, también aportó un texto, una carta de la secretaria de Cultura, María García Cepeda, quien afirmó que Xirau, antes de obtener la ciudadanía, en 1955, “fue mexicano por derecho, por afecto y por el corazón”.

   Y evocó entonces que el filósofo se definía como catalán de México y español de España. “Afirmaba que había un constante ir y venir entre la poesía y la filosofía, entre un país que quedó atrás, la España de la República, y uno encontrado en México”.

   En plena Guerra Civil, Ramón Xirau fue enviado por sus padres a Marsella, donde cursó estudios hasta que pudo reunirse con ellos en París. Allí supo que ellos habían escapado de la persecución fascista junto con Antonio Machado.

   La familia llegó a México en marzo de 1939. Estudio Filosofía en el país y se casó en 1949 con Ana María Icaza, la primera y siempre infaltable lectora de sus textos.

   En el homenaje se recordó que Xirau mencionaba permanentemente cómo ella lo alentaba a escribir. El texto de la secretaria de Cultura dice sobre el mismo punto que “el diálogo amoroso, inteligente, que sostenían, nos habla de más de seis décadas de complicidad, de entendimiento, de intercambio intelectual, y es parte del homenaje que realizamos hoy con la generosa presencia de nuestra querida Anita”.

   Filósofo y cantor a la vida, lo definió Matos Moctezuma, el arqueólogo que dijo también: “Cuando las palabras cobran su pleno significado todo cambia, por eso el poeta que fue Ramón y su amor por Anita sobrepasan los límites del tiempo. Si dicen que el amor no es eterno, ellos dos parecen contradecir esto".

   Lavista evocó las conversaciones con el creador, interesado en el diálogo entre filosofía y música, que entendía debe enseñarse junto con matemáticas y astronomía. "Todo puede ser música, desde el sonido de una rama hasta el de un clarinete, así lo creía Ramón cuando decía que las fronteras entre el arte y la vida se diluyen y confunden".

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.