• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Objetos que componen poesía, en exposición del español Bestué

Si el poeta visita un lugar y se lleva consigo imágenes, aromas y texturas abstractas para componer un poema, el escultor bien puede tomar objetos e “intervenirlos”, con la misma finalidad. Es lo que hace el catalán David Bestué partiendo de textos poéticos y lo expone en el Museo Reina Sofía, en Madrid.

 

   Los objetos expresan “como si fueran palabras, que al final son recipientes”, porque “el significado estaría adentro”, declaró el creador nacido en Barcelona, en 1980, autor de la exposición “Rosi Amor”, abierta al público desde septiembre, hasta el 26 de febrero de 2018.

   El escultor dijo a Radio y Televisión Española que Luis de Góngora, Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez y los poetas de la Generación del 27 son su inspiración. “Ha sido un trabajo de leer poesía y seleccionar materiales”.

   El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía acoge esta exposición dentro de su programa Fisuras, para creadores “emergentes”, y en su espacio oficial dice que “el artista propone una investigación material y formal inspirada en los barrios madrileños de Las Tablas y Vallecas, y en el Monasterio de El Escorial. Cada uno de estos lugares está asociado a diferentes técnicas escultóricas”.

   David Bestué siguió otro camino, en diálogo con RTVE, para definir sus propósitos: “Un poeta describiría estos lugares, pero yo voy a estos lugares, cojo estos materiales, que para mí es lo real, los manipulo y los pongo en orden. Es como si fueran palabras, que al final son recipientes, y el significado estaría adentro”.

   La emisora relata que en un primer espacio el escultor expone elementos de las fachadas de edificios de grandes empresas de Sanchinarro y Las Tablas, barrios del norte madrileño a los que identifica con el poder de las empresas, las finanzas y la política.

   “Son fachadas como sacadas de un mundo virtual. El norte sería el poder, las cuatro torres, las empresas, sería lo duro, la piedra”, describió en referencia a piezas que elaboró informáticamente “con una estética deliberadamente fría”.

   En cambio, Vallecas representa al sur, donde Bestué rescató botellas, mesas y otros objetos. “El sur sería el adobe, el barro, el yeso, sería Castilla la Mancha, lo que se deshace, la harina, y conecta con la idea de pasado rural y de Vallecas como lugar de inmigración, también con la estética del bodegón español”, dijo a RTVE.

   El artículo pone como ejemplo de exploración poética a través de la materia la descripción del paso del tiempo, “el tránsito entre la vida y la muerte”, un trozo de pared de la habitación en la que nació una persona y otro del lugar de su muerte.

   La tercera sección de la exposición se encuentra en el sótano del museo y remite al pasado, con “elementos sin orden ni jerarquía”.

   La nota original está disponible en este espacio:

http://www.rtve.es/noticias/20170912/poemas-sin-palabras-del-escultor-david-bestue/1613480.shtml

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.