• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Adjudicado el premio Alejandro Aura en Ciudad de México

Orlando Mondragón Benítez ganó la cuarta edición del Premio de Poesía Joven “Alejandro Aura”, que se otorga en Ciudad de México, con su libro “Epicedio al padre”. Se trata de una obra, sostuvo el jurado, atravesada por el dolor de la pérdida, aunque a la vez ofrece una “mirada fresca”.

 

   El premio es organizado por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México. Además de poeta, Alejandro Aura fue ensayista, dramaturgo, actor y director de teatro. Nacido en Ciudad de México, en 1944, obtuvo en 1973 el Premio Nacional de Poesía.

   Fue también un gran gestor cultural en la capital mexicana. En el entonces Instituto de Cultura promovió el empleo de espacios públicos para actividades artísticas y creó gran cantidad de clubes de lectura, un programa que después fue tomado a escala nacional. Murió en Madrid, en 2008.

   Los organizadores del concurso afirman que en sus cuatro ediciones el premio recibió más de mil obras poéticas inéditas.

   El jurado de esta edición estuvo integrado por la poeta y ensayista argentina Sandra Lorenzano, el poeta y ensayista mexicano Lázaro Tello Pedró y su compatriota María Inzunza, poeta, ganadora de la segunda edición del mismo premio con su obra “Los campos no elíseos”.

   “Epicedio al padre”, cuya presentación se anunció para comienzos de octubre, durante la Feria Internacional del Libro en el Zócalo, contiene poemas que según el jurado “abrevan en la antigua tradición elegíaca de la lírica griega y la convierten en el recorrido angustioso y dolido, pero también provocador, de un joven que acompaña la muerte de su padre”.

   Orlando Mondragón Benítez, de 24 años, ofrece “una mirada fresca y a la vez desafiante desde una sexualidad transgresora. Con versos cortos, fuertes, tajantes, y una poética sencilla, que roza lo coloquial, busca el pasado aparentemente feliz de un presente cargado de muerte”.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.