• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

"Si nos comparan con los genios, todo lo que hacemos es malo", dice el español Marwan

Todo el mundo tiene derecho a escribir un libro, aunque sea malo, y esto incluye a la poesía, a pesar de que esto moleste a quienes se atribuyen la potestad de repartir los “carné de poetas”. Lo dice el cantante español Marwan, que publica libros que se venden por decenas de miles, algo que –avisa- afecta el ego de los que se consideran “verdaderos” poetas.

 

   A su entender, que un libro sea bueno o malo “depende de con qué lo compares. Si es con los genios, con los Cernuda, Neruda, Miguel Hernández…, puesto todo lo que hacemos es malo. Es así”.

   Problema aparte, sostiene, es que las editoriales decidan publicar libros “de baja calidad literaria” porque sus autores obtienen mucha adhesión en internet, en las llamadas redes sociales, a la búsqueda de ganancias rápidas y fáciles. Que así suceda “es el reflejo de la sociedad en la que vivimos, al considerar que lo que es éxito es automáticamente válido”.

   Marwan, de 38 años, nacido en Madrid, es parte de la camada de autores que vende libros de poesía como no pueden lograrlo los autores “consagrados”, o “serios”, o “prestigiosos”, o como se los quiera llamar.

   Fue cantante y el éxito en las mentadas redes lo llevó al libro. “Todos mis futuros son contigo” vendió más de 60 mil ejemplares, y “La triste historia de tu cuerpo sobre el mío” ya pasó 47 mil, según un informe del diario El Mundo.

   La denominada “nueva poesía” o “poesía joven” recibe múltiples críticas, por su coloquialismo, por contener apenas el relato de ciertas vivencias sentimentales y corporales en torno del amor y el desamor, en fin, por ser considerada mera expresión de estados emocionales pasajeros, sin exploraciones en el lenguaje y en figuras que puedan sorprender al lector y activar su sensibilidad.

   Sobre esto, Diego Rodríguez Veiga escribió en El Mundo que se trata de una “horda” de autores que inyectaron “sencillez” a la poesía, “para bien y para mal”.

   Además de Marwan, son ellos Carlos Salem, Irene X, Diego Ojeda y Elvira Sastre, según la enumeración del articulista.

   Los comienzos de este movimiento remiten a 2011, dijo Marwan al diario, cuando Escandar Algeet y Carlos Salmen incorporaron videos en internet en los que recitaban poemas y “sacaban medio millón de visitas en YouTube”. Agregó que cuando publicó su primer libro “estaba pasando esa ola y empezamos a vender a lo bestia”.

   La “clave” está en internet, donde “hay gente que comparte sus cosas y recibe muchos ‘me gusta’. Pues eso hace que una editorial se acerque a él”.

   Sobre si estos autores son objeto de hostilidad de una élite, respondió: “Sí. Entiendo que hay gente que lleva toda la vida currándose unos poemas brutales y llegan otros con menos calidad literaria, entre los que me incluyo, y que de repente empiezan a vender... pues puede afectarte al ego. Pero siento que cada uno ocupa su sitio. Hay gente que se pone a repartir el carné de poeta, y escribir poesía es un derecho para todo el mundo”.

   Ante otra pregunta, sobre si algunos de sus textos conectan rápidamente con sentimientos y sensaciones propias de la adolescencia, Marwan dijo: “A veces me sorprende que la gente me diga que escribimos para adolescentes. Tengo un poema de cinco folios hablando sobre España, la dictadura, el desfalco nacional, etcétera. Hay poemas en los que hablo del maltrato... me sorprende que se etiquete. Es cierto que a veces somos unos intensos, que es algo que se lleva más en esas edades”.

   El reportaje completo está disponible en este enlace:

http://www.elmundo.es/cultura/literatura/2017/09/15/59a919b422601d3a088b457c.html

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.