• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

"En la poesía cabemos todos", dice el argentino Hugo Rivella

La poesía es una “construcción plural”, que se apoya en el amor por los otros. Es un universo en el que no hay excluidos, porque “en la poesía cabemos todos”, dice el autor argentino Hugo Francisco Rivella. Nacido en la provincia de Salta, noroeste del país, participó de la Feria del Libro y el Conocimiento de Córdoba, centro de Argentina, donde reside.

 

   Otro poeta salteño, Leopoldo “Teuco” Castilla, presente en el mismo encuentro, declaró que es posible, en ocasiones, que un poema surja “como un milagro, redondo de punta a punta”, pero lo más frecuente es que “exija mucho rigor, no por otra razón que por respeto a la propia poesía”.

   Los dos autores, así como Belisario Salazar, le dieron destacada presencia a la poesía salteña en esta feria realizada en septiembre.

   Castilla presentó allí tres libros que publicó recientemente la editorial Nudista, de Salta: “Ngorongoro”, “Viento Caribe” y “Anzoología”.

   En diálogo con el diario Tribuno de su provincia, desestimó que “la poesía sea una carrera; la carrera es para la bicicleta”.

   Al hablar sobre la necesidad de rigor para trabajar el texto poético, Castilla expresó también: “Uno no puede hacer un truco barato con la poesía, a la poesía hay que respetarla mucho y hay que honrarla para que te honre”.

   Elogió a los autores más jóvenes de su país, porque están dejando de lado “toda una tendencia de hacer una poesía calma, sosa, donde no se decía nada, sin sustancia. En cambio, los poetas jóvenes están hablando de su mundo, con carnadura, y están hablando con riesgo, con la emoción verdadera”.

   Al mismo diario, Hugo Francisco Rivella sostuvo que la poesía, “más allá de la temática que aborda, es universal. Si bien son distintas las cosas que nos pasan, hay algo que es transversal: la poesía siempre es un modo de reflexionar y de pensar”.

   “Nuestra palabra es finita, pero no es finita la poesía. Es finita nuestra vida como tal, esto que construimos a diario, pero no es finita la eternidad de la palabra”, agregó.

    Habló entonces del amor que representa el acto de escribir para “llegar al otro con el que construimos, porque uno termina de ser cuando el otro te define”. Es una “construcción como hecho plural”.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.