• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

La simplicidad en poesía es un "enorme desafío", dice el colombiano Miguel Iriarte

La simplicidad en la poesía, el texto en cierta forma elemental, es objeto frecuente de críticas, en ocasiones muy severas, por considerarla una alternativa que no explora en el lenguaje ni en las formas. Sin embargo, el poeta colombiano Miguel Iriarte afirma que esta elección representa “un gran reto” y “un enorme desafío”.

 

   “La elementalidad, la simplicidad, es un gran reto, siempre lo ha sido. La síntesis siempre ha sido, realmente, un enorme desafío”, dijo Miguel Iriarte, quien participó en septiembre en el Festival Internacional de Poesía de Cali.

   Nacido en San Luis de Sincé, localidad del departamento Sucre, en el norte del país, cerca del mar Caribe, en 1957, Iriarte comenzó publicaciones de poesía en 1985, con “Doy mi palabra”, al que siguieron “Segundas intenciones” y “Cámara de jazz”.

   Poemas suyos fueron incluidos en varias antologías. Asimismo, es crítico de literatura, cine y música.

   En su participación en el Festival de Cali leyó poemas que, explicó, “están inmersos en un relato un poco más desatado que los poemas que eran más cortos y más líricos, por decirlo de alguna manera. Quizá son más largos, pero son más elementales. Están fundados más en la cotidianidad, en el valor  de lo elemental, de lo fácilmente observable, y están hechos con las palabras con las que negociamos la vida diaria: pedimos los vueltos, peleamos con la mujer, tiramos los taburetes”.

   La publicación Las2orillas le preguntó sobre el “papel de la poesía” en la actualidad. Primero habló de un período en el que “la vida vale tan poco” y “el lenguaje mismo queda destrozado en los chats de internet”.

   Expresó que en el contexto así interpretado, “cuando hay menos posibilidades de que el mundo de las palabras, de que el diálogo, de que el universo de lo dialógico sea el que se imponga, es necesario tener esta posibilidad, de que cierto número de personas se encuentren con la voz poética de alguien y descubran en esos versos la posibilidad de leer una cosa distinta de la que el mototaxismo y el tráfico y la contaminación imponen”.

   Ante otra pregunta, dijo que el camino para elaborar una poética es leer. “Primero hay que construir un mundo de referencias para poder tener luego insumos de los que podamos apropiarnos, para poder construir con ellos nuestro propio universo”.

   Explicó que “el lenguaje no lo inventamos nosotros, pero todos hablamos de una determinada manera. Todos tenemos un sello que nos distingue al utilizar el lenguaje que es tan antiguo. Asimismo con la poesía. Con las mismas palabras con las que García Márquez escribió ‘Cien años de soledad’, Cervantes escribió ‘El Quijote’, Cortázar escribió ‘Rayuela’, pero cuán distantes son unos de otros. Sin embargo, son las mismas palabras”.

   Resumió entonces que “hay que volcarse sobre la experiencia de la lectura y sobre el desarrollo de una capacidad de observación crítica de la realidad”.

   Cuando leemos, insistió, “somos coautores de lo que leemos. Cuando leemos no solamente somos un depósito que se carga de palabras y de ideas. Al leer somos también coautores de ese universo, cada cual que lo lee; es casi irrepetible la experiencia”.

   La entrevista completa está disponible en este enlace:

https://www.las2orillas.co/debo-la-dignidad-la-poesia-miguel-iriarte/

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.