• @SalvadorTannis_
    Lo que sé se lo agradezco al silencio
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @karlisjar
    ¿De cuántas sinfonías está hecho un aguacero?
  • @fumivora
    Después de la tormenta, un barquito de papel
  • @L0laM0ra
    A cierta distancia nos leemos más cerca
  • @DamaElegante_
    Es bueno tener sonrisas a punto, en la trastienda de los sueños rotos
  • @sweetcamelot
    Un alma inquebrantable se refleja en una dulce sonrisa
  • @noessineso
    Aunque lo imagino,/ lo sueño,/ ese atardecer/ juntos/ fue de otros
  • @jfsounds
    Cual farol quemar/ Las corazas de papel/ Desde adentro
  • @loretosesma
    Porque escribo mejor desde mi herida pero sonrío mejor desde la cicatriz
  • @NegroPermanente
    Sigo anclado en la estación en donde nos dejamos los sueños
  • @Aline_RFagundes
    Probé de la pulpa nueva/ ¿pecaminoso jugo de la historia?/ para que la memoria/ se tejiera de gravedad

Poesía "desreunida" del español Alejandro López Andrada

Las antologías poéticas rara vez abarcan todo lo que un autor escribió, por cuestiones de tamaño pero también por una revisión crítica que, naturalmente, toma esto y descarta aquello. Pero esto pocas veces amerita una confesión en público como la del español Alejandro López Andrada, quien habla de una poesía “desreunida”.

 

   La propuesta para que publicara una antología fue hecha por el también poeta Antonio Colinas. López Andrada le dijo que no quería volver a publicar “algunos libros y poemas”, porque “no me gustan lo suficiente para darlos a la luz de nuevo”.

   Así se llegó más a una selección, en lugar de lo que es técnicamente una antología, y ante el incluir y excluir Colinas le propuso la calificación de poesía “desreunida”.

   “El horizonte hundido” fue publicado por Hiperión, con prólogo de Colinas. Alejandro López Andrada nació en Villanueva del Duque, Córdoba, en 1957. Comenzó a publicar poesía en 1984, con “Sonetos para un Valle”. Cinco años después, con “Códice de la melancolía”, fue finalista del premio Adonais. Obtuvo, en años sucesivos, gran cantidad de reconocimientos. Es también novelista.

   Sobre el libro, el poeta declaró a El Día de Córdoba que coincide con la selección hecha por Colinas “casi al ciento por ciento”.

   También comentó: "Dice Antonio en el prólogo, y también lo creo yo, que en mi primer poemario, ‘El valle de los tristes’, ya estaba mi voz, y los demás han sido variaciones sobre esa misma voz, que ha ido madurando, un mundo poético cada vez más esencializado, más pulido y más puro. He ido buscando la esencia y la luz de la palabra en un mismo mundo, si bien en los últimos poemarios ha entrado el espacio urbano, aspectos de temática social que antes no estaban”.

   Algunos poemas fueron modificados: “Yo en esto soy muy juanramoniano, pido perdón a los lectores porque estoy reescribiendo continuamente mi poesía, en esto soy muy maniático... He hecho algunos cambios sobre todo en los primeros poemas".

   El título es una declamación transparente de su pesimismo. Dijo a El Día: “Influyó el hecho de verme ya con 60 años, sin futuro, sin trabajo, la realidad del país, las circunstancias sociales, la desigualdad, cada día hay más pobres y más ricos... No veo mucho futuro en este estado pesimista de la realidad. El horizonte real es el de mi tierra pedrocheña, que aparece mucho en mi poesía, y el metafórico es el que alude al plano laboral y económico. Ese desánimo lo simbolizo en el horizonte hundido".

   Pesimista y todo, el escritor anuncia que a comienzos de 2018 publicará otra novela. “Cerrará –dijo- la trilogía iniciada con ‘El jardín vertical’ y ‘Los perros de la etenernidad’. La primera habla de Madrid, la segunda de Córdoba y esta se desarrolla en la naturaleza plena”.

   La entrevista completa está disponible en este enlace:

http://www.eldiadecordoba.es/ocio/Lopez-Andrada-revisa-horizonte-hundido_0_1176182388.html

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.