• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

"Rimbaud en la CGT", poesía de "cruces" del argentino Julián Axat

La convicción de que hay conexiones y campos compartidos entre “un tratado de astronomía, un código penal y una obra literaria”, es el motor en la escritura de Julián Axat, poeta y director general de un programa de acceso a la justicia del Ministerio Público Fiscal de Argentina. Naturalmente, la suya es una poesía que, afirma, “juega” con “cruces” diversos.

 

   Además de autor es editor: dirige la colección de poesía Los Detectives Salvajes, de La Talita Dorada, ubicada en La Plata, 60 kilómetros al sur de Buenos Aires, y fue coordinador de dos antologías.

   De “cruces” se trata y así lo asume en el título mismo de su libro más reciente: “Rimbaud en la CGT”. La sigla obedece a la Confederación General de los Trabajadores de Argentina, la mayor central sindical del país, que luce tanto –en ciertos períodos- una valerosa trayectoria de lucha en defensa de los derechos de los trabajadores, así como en otras se rindió a los poderes de turno y traicionó abiertamente esos derechos.

   De hecho eso es lo que está sucediendo en el período actual, cuando lleva dos años el gobierno del empresario derechista Mauricio Macri, cuya política económica redujo los salarios, aumentó la pobreza y la desocupación, pese a lo cual la conducción de la CGT apenas hizo un paro nacional, y eso más que nada por el reclamo de algunos de sus sindicatos de base.

   La publicación Indie Hoy, en nota de Augusto Munaro, le preguntó entonces a Julián Axat por esta idea, la del poeta francés Arthur Rimbaud en la entidad sindical.

   Se trata, respondió el autor, nacido en La Plata en 1976, de un “juego de dos elementos de apariencia contradictoria en un mismo plano”, de un “juego de tensiones entre la frescura y el vitalismo de un joven poeta, y una institución histórica como la cúspide de la organización sindical confederada. La tapa del libro busca descolocar, rostro aniñado y salvaje atrás de las siglas históricas, CGT”.

   A su entender, Rimbaud “representa un fenómeno que contradice las maneras esclerotizadas del decir. El sindicalista de base se le parece en un punto. Todo lo contrario a la figura del sindicalista de la superestructura, que suele ser un burócrata, y hablar como los poetas burócratas”.

    A la vez, explicó, el libro “nace en un momento de mi vida en el que experimenté distintas lecturas y vivencias. Dejaba de ser defensor oficial de pobres y ausentes en la justicia penal, y me metí a pensar en otro lugar, el Ministerio Público Fiscal”.

   En suma, se trata de una experiencia que impacta en su escritura. Dijo: “Dado que la poesía me acompaña a donde vaya (un poema por día) se transforma en una suerte de diario a salto de mata contra la tentación de transformarme en un burócrata”.

   Además de este plano personal, agregó el poeta en su diálogo con Indie Hoy, en los poemas recorre la acción en el Estado de militantes jóvenes, sobre todo durante la gestión precedente, de Cristina Fernández de Kirchner, y que a su entender no respondieron satisfactoriamente.

   Consultado sobre la vinculación entre poesía y política, respondió: “Pertenecemos a un mundo en el que la justicia, la estética, la política o la física se han desacoplado. Como campos o formas secantes. Yo soy de los que cree que existe una relación entre un tratado de astronomía, un código penal y una obra literaria. De hecho mi poesía juega con esos cruces todo el tiempo”.

   En el mismo sentido, comentó que trabaja en la justicia desde hace 17 años y “siempre busqué hacerlo para representar al débil, primero como empleado de una defensoría de pobres y ausentes, luego como defensor de jóvenes en la provincia, y hoy abriendo oficinas de acceso a la justicia en los barrios pobres. Me interesa el problema de las voces de los que no tienen voz, ya sea porque no pueden hablar, porque ya están muertos, porque son literalmente menores, parias, marginales, desaparecidos de la historia”.

   También afirma que son tiempos muy complejos, porque hay una batalla por la palabra y a la poesía latinoamericana le toca lograr la recuperación de la consciencia, “desalinear”, porque “el fascismo usa la lengua para colonizar las mentes y oprimir”.

   El reportaje completo, que es muy amplio y trata más aspectos de su escritura, está disponible en este enlace:

http://www.indiehoy.com/libros/rimbaud-la-cgt-julian-axat/

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.