• @karlisjar
    Los símbolos nunca callan, así nosotros nos hagamos los sordos
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño
  • @marconpi66
    Del amor también se sale, muerto de latidos
  • @fumivora
    Quiero que solo me apuñales a mi
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @divagandoletras
    Cerrar las ventanas con nosotros fuera. Y quedarnos en el otoño
  • @Claudia_DelSur
    La imaginación nos envuelve en abrazos reales
  • @MeMalcriaste
    También hay errores platónicos
  • @Juansistemico
    Tocará beber de su sonrisa en una foto
  • @Pluriversos
    Cabizbajo no es tan triste si viene un sueño subiendo
  • @cachililiana
    Vengo desterrada de un sueño
  • @nancyeldarjani
    La hora es un compás seguro

Poesía a bordo de un barco, en el Festival Kerouac de Vigo

El Festival Kerouac, inspirado en el poeta de la Generación Beat, confirmó su ánimo de exploración de espacios y formatos no convencionales para este tipo de encuentros, con lecturas a bordo del barco que atraviesa la ría para llegar a Moaña y la impresión de versos en muros que se irán expandiendo hasta dibujar una ruta poética.

 

   Las lecturas a bordo tienen, sobre la base de un entendimiento entre Vigo y Nueva York, una réplica del otro lado del Atlántico, la próxima en abril de 2018, en el trayecto de Manhattan a Brooklyn.

   Jack Kerouac nació en Lowell, Massachusetts, en 1922. Es considerado pionero de la Generación Beat, junto con William Burroughs y Allen Ginsberg. Murió en 1969, a los 47 años, a raíz del alcoholismo que padecía.

   En la “Poesía a Bordo” en Vigo 2017 participaron Mónica Caldeiro, de Barcelona; Cynthia Menéndez, de Vigo; y Lisa Markuson, de Nueva York, encargada de abrir las lecturas en el viaje de ida y en el de regreso.

   Después de leer sus textos en el piso superior del catamarán, ante otros pasajeros sorprendidos por la actividad, la autora estadounidense dijo que “esta acción es una maravilla. Estamos muy orgullosos de estar en un proyecto que puede cruzar el mar”.

   Caldeiro, informó Faro de Vigo, definió como “maravillosa” la lectura a bordo de una embarcación, porque “todo lo que sea quitar la poesía de las aulas, de la naftalina y las estanterías antiguas es positivo para la democratización del arte”.

   El séptimo Festival Kerouac, entre lecturas en institutos, presentaciones de libros y exposiciones sobre la Generación Beat, puso en marcha una actividad nueva: el Muro de los Poetas, versos impresos por la ceramista –y también poeta- Sherni Kaur, que se irán desperdigando por la ciudad.

   El director del Festival, Marcos de la Fuente, relató que en esta ocasión fue hecho a modo de prueba, con la colaboración de los propietarios de cinco espacios, pero ya para 2018 será “una ruta potente, de 30 ó 40 locales, o los que se apunten, para lo cual haremos una convocatoria previa”.

   Se conformará así un itinerario. “Si sigues esa ruta puedes ir leyendo poesía sin parar, desde O Calvario hasta el puerto”, explicó.

   Como ya es habitual en Vigo, funcionó en estos días el “Poemóvil”, un vehículo en el que los poetas recitan por altavoz, en recorridos por la ciudad.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.