• @karlisjar
    Los símbolos nunca callan, así nosotros nos hagamos los sordos
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño
  • @marconpi66
    Del amor también se sale, muerto de latidos
  • @fumivora
    Quiero que solo me apuñales a mi
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @divagandoletras
    Cerrar las ventanas con nosotros fuera. Y quedarnos en el otoño
  • @Claudia_DelSur
    La imaginación nos envuelve en abrazos reales
  • @MeMalcriaste
    También hay errores platónicos
  • @Juansistemico
    Tocará beber de su sonrisa en una foto
  • @Pluriversos
    Cabizbajo no es tan triste si viene un sueño subiendo
  • @cachililiana
    Vengo desterrada de un sueño
  • @nancyeldarjani
    La hora es un compás seguro

Historias de la casa de Vicente Aleixandre, en Madrid, en un libro

El escritor español Fernando Delgado publica "Mirador de Velintonia" una obra dedicada a la casa del poeta Vicente Aleixandre en Madrid, que eligió escribir en lugar de una biografía que le habían solicitado. En contraposición a otros creadores y allegados a Aleixandre, Delgado se opone a que la casa sea convertida en un centro cultural.

 

   La vivienda a la que refiere la obra es objeto de controversias y reclamos. Escritores, amigos o admiradores de Vicente Aleixandre piden reiteradamente que el inmueble sea salvado del deterioro progresivo, restaurado y habilitado como centro cultural.

   Argumentan, para ello, que no se trata únicamente de homenajear al poeta, sino de tomar en cuenta que esa casa funcionó como una suerte de epicentro para escritores, donde Vicente Aleixandre mantuvo numerosos intercambios.

   Fernando Delgado, oriundo de Canarias, tiene otra opinión. Dijo al diario Sur, después de la presentación del libro en el Centro Andaluz de las Letras, de Málaga: "Para nosotros  tuvo un valor simbólico, pero creo que aquella casa y lo que significó murió con el poeta".

   "Mirador de Velintonia", relata Francisco Griñán en el diario, es un relato de Delgado que "amplía fronteras hacia los círculos literarios", incluyendo encuentros nocturnos a partir de un grupo que el autor denomina "núcleo familiar" de Aleixandre, conformado por Carlos Bousoño, Francisco Brines y José Hierro. Y así, al "mirador" ingresan Max Aub, Damaso Alonso, Gerardo Diego, Francisco Ayala, Rosa Chacel, Rafael Alberti, José Luis Cano, Manuel Andújar, Ramón Gaya y Pablo García Baena.

   Pero los nombres pueden ser muchos más, incluyendo el de la persona que por primera vez le habló Delgado de la existencia de la casa de Aleixandre en Madrid: Pablo Neruda. El poeta chileno había llegado a Canarias en barco, del que resistía descender para no pisar el suelo de la España sometida a la dictadura de Francisco Franco.

   Sin embargo, le expresó el deseo de ir a Madrid para visitar a Aleixandre. El propio Delgado llegó a Velintonia y entabló amistad con el poeta. 

   Pero esto no significa que adhiera al reclamo sobre la vivienda. "Las casas museo se visitan poco, así que creo que el Centro del 27 de Málaga cumpliría perfectamente con el objetivo" de organizar un centro cultural en torno de la figura de Aleixandre. Sí pidió que sea erigido un monumento que recuerde al autor nacido en Sevilla.

   Sobre la propuesta inicial que recibió, de escribir una biografía del poeta, Delgado dijo a Diario Sur que "algunos tuvimos el privilegio de conocer su vida más íntima, pero por respeto a esa cercanía nunca he querido hacer ese libro".

   Las trayectorias complejas de los creadores durante la dictadura que asoló a España, afectados por el exilio exterior y "también el interior", y los padecimientos hasta bien entrada la llamada "transición" hacia la democracia -que según varios críticos fue insuficiente y falta todavía completar- es parte central del libro. "Pensé titularlo 'Memorias de los otros', porque el protagonista no soy yo, sino aquella generación de escritores, pero me di cuenta de que el centro de todo fue aquella casa de Aleixandre por la que tantos pasamos".

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.