• @monarcamanni
    Cada quien/ le escribe/ a la sed/ que le sostiene
  • @_Annai_
    Precipitado/ los lugares expandes/ beso callado./ Todo el cielo nos llama/ con su alma de montaña.
  • @Anadimeana
    Mira cómo viene la tarde: descalza de voz, vestida en agua y viento
  • @magiamorena
    Un adiós sin maquillaje
  • @carinaldad
    El silencio respira tu perfume
  • @franc_murcia
    La literatura es una infusión de sueños
  • @Indephinida
    Mi niña interior juega con los sueños que yo misma he roto
  • @DeseosCulpables
    Es agotador escribir de amor, y no hacerlo
  • @amanecerdemar
    Hay silencios que sustentan la vida de todas las palabras...
  • @SimoneBella7
    Soy un cuerpo de mil caminos para su tinta desnuda
  • @Luzsoldepapel1
    Día cenizo/ entre la llovizna/ el pájaro afina
  • @danielatome
    La vida y sus dientes de sable y mis ojos, que no terminan de resignarse

El argentino Edwards rechaza que haya poesía "mayor" y "menor"

El argentino Rodolfo Edwards rechaza enérgicamente la idea de que exista una poesía "mayor", aparentemente la más abstracta, y una "menor", la que habla de los asuntos de todos los días y en particular de lo social.  Prefiere una poesía que "dice algo, que es jugada", y da ese sentido a uno de sus versos: "los indispensables son los que escriben con una pistola en la sien".

 

   Nacido en 1962 en Buenos Aires, el autor viene publicando poesía desde 1999. Licenciado en Letras, es también editor de revistas y crítico literario.

   "No hay que tener miedo a la verdad ni a bajar línea", declaró Rodolfo Edwards al diario La Capital de Rosario, 300 kilómetros al norte de Buenos Aires, ciudad que visitó para participar del Festival Internacional de Poesía.

   En esa línea, agregó: "Tengo mi verdad y escribo desde ahí. No soy posmoderno; tengo mi ideología, valores, idea de sociedad. En el poema me refiero a eso, a los que están en la lucha constante, a los que están en la línea de vanguardia".

   Aclaró que, sin embargo, puede disfrutar de la poesía hermética y abstracta, pero expresó cercanía a lo que en la lírica argentina representa el Grupo Boedo, una conjunción de creadores que a comienzos del siglo XX se formó en el local de una editorial ubicada en esa avenida de la Ciudad de Buenos Aires. El sector era por entonces un barrio obrero y el grupo se formó con una mirada puesta en la realidad social, con posturas de izquierda.

   "Toda esa línea que arranca en Boedo —la que habla del obrero, del fútbol— fue despreciada, catalogada como menor. Y no hay poesía mayor y menor, sino diferentes tradiciones o estilos. Quiero romper con ese prejuicio; no decir 'es malo' porque habla de la fábrica, sino entender al poeta en su proyecto, como a Mario Jorge De Lellis cuando escribe los 'Cantos a los hombres del pan duro'".

   Edwards hizo notar además que "si Whitman habla de las fábricas o del obrero se lo respeta", en los ámbitos literarios, "pero a los poetas locales no”. En eso hay, explicó, “un cierto colonialismo mental".

   El diario le preguntó a continuación cómo sitúa en ese tono de reivindicación a Luis Alberto Spinetta, el poeta y compositor considerado una figura central del rock argentino.

   Edwards recordó que se ocupó del músico en el libro "Iniciados del alba", en el que reunió varios ensayos, y donde se puede observar ese enfoque social. Mencionó también algunas canciones, como "Maribel se durmió", sobre los desaparecidos durante la dictadura cívico-militar (1976-1983) y "Resumen porteño", descripción de un día en la ciudad.

   Sobre la Generación del 90, con la que es identificado, y el significado de esa pertenencia, el poeta dijo: "Se nos critica haber sido muy hegemónicos. Tuvimos una actitud muy desafiante, transgresora, provocadora, medio punk, que se veía en las lecturas que organizábamos, más allá de lo que escribía cada uno".

   "Había una variedad estética en el grupo pero nos unía el reviente, diferenciándonos de la imagen del poeta 'dark', con sobretodo largo. Se ha señalado que en general proveníamos de la clase media baja pero, así y todo, la mayoría hemos pasado por la carrera de Letras. Poseíamos cierta actitud rockera pero no éramos barrabravas. En las lecturas dábamos lugar también a la música y se generaba algo en cierto modo multimedia".

   El reportaje completo está disponible en este enlace:

https://www.lacapital.com.ar/cultura-y-libros/respeto-al-que-nunca-se-da-vencido-n1503852.html

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.