• @jex_javier
    El eclipse del lector es su imaginación
  • @isona_clarck
    Me gustan los lugares deshabitados por promesas sin salida
  • @EvaLopez_M
    La de cosas que pasan sin que ocurran
  • @hipst_eria
    No es lo que escribes, es lo que borras
  • @JacGoldberg
    El horror salivea en nuestra nuca
  • @Sofia_Insomnia
    Los herejes tenemos que organizarnos
  • @Sinsintidez
    A los tristes los delata la música
  • @yonosoycarmen
    Irse por fuera, quedarse por dentro, esa complicación
  • @NaEnEspiral
    Aquí, donde venimos a disfrazar epitafios con el traje de postal
  • @_soloB
    Yo he dormido lo insuficiente como para no tener pesadillas despierta
  • @tearsinrain_
    No te asustes, solo es otro futuro mas
  • @arbolador
    Algún día se perdonarán haberse conocido

Mucho por hallar e interpretar aún respecto de Miguel Hernández

La obra de Miguel Hernández, en especial su poesía, no solamente tiene el don de la permanencia: todavía hay mucho para descubrir, archivos por revelar y cartas por leer e interpretar, coincidieron algunos de los catedráticos que participaron del cuarto Congreso Internacional realizado en noviembre en España.

   Las deliberaciones del Congreso, que tuvo como presidente al poeta chileno Raúl Zurita, se realizaron en la ciudad natal de Hernández, Orihuela, así como en Elche y Alicante.

   En la jornada de cierre, José Carlos Rovira (foto), catedrático de Literatura Española en la Universidad de Alicante, tituló su ponencia “El tiempo amarillo y el cartón expresivo: Miguel Hernández en 2017”.

   Se centró en lo que calificó como una bella metáfora: “algún día se pondrá el tiempo amarillo sobre mi fotografía”. Dijo al respecto que el tiempo amarillo refiere al tiempo físico que se termina pero, continuó, “el que amarillea no es el papel, es el tiempo, y esa constatación metafórica deja en la memoria esa sensación de hallazgo y creación”.

   Luego destacó la permanencia “excepcional” de los versos del poeta oriolano, cuya obra se reaviva en todo el planeta. “Afortunados los poetas -comentó al respecto- que nos dejan sus versos en la memoria, y desdichados los que no lo logran. Pero entre los que sí lo hicieron está Miguel Hernández”.

   Dado que el tiempo, dijo regresando a aquella metáfora, “no ha amarilleado la poesía de Miguel Hernández”, se abren “nuevas posibilidades de comprensión y de inmersión” en la obra.

   Además de los aspectos literarios, Hernández “es una lección moral inseparable de este país”, dijo Rovira, ya que “su historia y su obra son la lucha por la libertad; por eso es tan esencial. Y de ahí un símbolo, el del viento, no solo vigente y necesario en su poesía, sino también vital en la actualidad”.

   Por su parte, el catedrático Jesucristo Riquelme, estudioso de la obra del poeta, abrió en Torrevieja el ciclo “Con tres heridas”, organizado por el Museo de la Evolución Humana.

   El especialista mostró el video en el que se ve por tres segundos al poeta, en lo que se cree son las únicas imágenes en movimiento que se conocen de él, de un estudio perteneciente a la entonces Unión Soviética. Las imágenes son del Segundo Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura, realizado en Valencia en 1937.

   También compartió una grabación del himno de la Segunda República, que tiene letra de Hernández y música de Lan Andomian, ucraniano de las Brigadas Internacionales, como recordó El Correo de Burgos.

   Riquelme habló de su libro más reciente, “La obra completa de Miguel Hernández”, que aporta, dijo, una serie de novedades respecto de una edición precedente, de 1992.

    “Son aportaciones a su biografía y también, gracias al uso de los manuscritos, claves nuevas para interpretar al autor desde el principio al final y no siempre coinciden con las defendidas hasta ahora. No enseño un Miguel Hernández nuevo, ni se me ocurre, pero sí muchas reinterpretaciones que le desvelan más interesante, más profundo y más moderno, tanto en sus coqueteos con el vanguardismo como en los significados más carnales y sensuales”, explicó.

   El ciclo “Con tres heridas” seguía el 28 de noviembre con el poeta Jorge Urrutia, el 12 de enero con Agustín Sánchez Vidal, catedrático de Historia del Cine de la Universidad de Zaragoza, y el 19 de enero con el poeta Fermín Herrero

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.