• @jex_javier
    El eclipse del lector es su imaginación
  • @isona_clarck
    Me gustan los lugares deshabitados por promesas sin salida
  • @EvaLopez_M
    La de cosas que pasan sin que ocurran
  • @hipst_eria
    No es lo que escribes, es lo que borras
  • @JacGoldberg
    El horror salivea en nuestra nuca
  • @Sofia_Insomnia
    Los herejes tenemos que organizarnos
  • @Sinsintidez
    A los tristes los delata la música
  • @yonosoycarmen
    Irse por fuera, quedarse por dentro, esa complicación
  • @NaEnEspiral
    Aquí, donde venimos a disfrazar epitafios con el traje de postal
  • @_soloB
    Yo he dormido lo insuficiente como para no tener pesadillas despierta
  • @tearsinrain_
    No te asustes, solo es otro futuro mas
  • @arbolador
    Algún día se perdonarán haberse conocido

La poesía es difícil para quienes no toleran la incertidumbre, dice la colombiana Lucía Estrada

La poesía exige cierta sensibilidad al lector. Tiene pocos, es considerada “difícil” o inabordable, pero eso no quiere decir que represente un problema ni que deba corregirse. La dificultad la tienen, dice la poeta colombiana Lucía Estrada, las personas que no soportan la dosis de “incertidumbre” que el género representa.

 

   Definió como “difícil” definir a los poetas, pero preguntada al respecto expresó: “Digamos que es alguien que permanece más que despierto, atento”.

    Rechazó que haya “un rol de la mujer en la literatura colombiana”, como le preguntó El Colombiano, que con este reportaje anuncia que abre una serie de entrevistas con escritoras. Y sobre si hay prejuicios sobre los temas que deban escribir las mujeres, respondió: “No creo. Sea quien sea el que escriba, sea lo que sea que escriba, lo importante está en la mirada, en la experiencia poética que esa escritura nos propicie”.

   Lucia Estrada nació en Medellín, en 1980. Formó parte de la organización del Festival Internacional de esa ciudad y participó de la revista “Alhucema”, de Granada, España.

   Viene publicando poesía desde 1997, con “Fuegos nocturnos”; siguieron “Noche líquida”, “Majastra”, “Las hijas del espino”; “El ojo de Circe”, “El círculo de la memoria”, “La noche en el espejo” y “Cuaderno del ángel”.

   Poemas suyos fueron integrados a antologías publicadas en su país y en Costa Rica, Chile, México, Perú y Venezuela, así como en España. Ganó el premio Ciudad de Medellín, en 2005, y el Ciudad de Bogotá, en 2009 y 2017, entre otros reconocimientos.

   El Colombiano le preguntó así: “La poesía no es muy leída. Muchos le tienen miedo, y tiene fama de difícil. ¿Qué le pasa la poesía?” La poeta respondió: “A la poesía no le pasa nada. Nos pasa a nosotros que no queremos ponernos en situación de incertidumbre. La poesía exige del lector otra sensibilidad, otro estado de atención, a cambio no le ofrece ninguna estructura estable en la que pueda discurrir tranquilamente”.

   Sobre los temas que la impulsan a escribir, dijo que “uno tiene sus palabras, sus símbolos. Para mí, el sueño y la noche son lugares a los que siempre voy a entrar, en los que siempre voy a cavar. En esas tierras en donde nada es lo que parece, en los que uno nunca termina de saber, presiento todas mis posibilidades”.

   En cuanto al libro “Katábasis”, con el que ganó el Premio de Poesía Ciudad de Bogotá 2017, dijo que no fue una decisión previa escribir prosa poética, pues “simplemente el libro es así; tiene una respiración distinta”.

   Finalmente, si se siente cómoda con la etiqueta de poeta, respondió: “Nada es cómodo en la poesía”.

   La entrevista completa está disponible en este enlace:

http://www.elcolombiano.com/cultura/entrevista-con-lucia-estrada-escritora-de-medellin

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.