• @jex_javier
    El eclipse del lector es su imaginación
  • @isona_clarck
    Me gustan los lugares deshabitados por promesas sin salida
  • @EvaLopez_M
    La de cosas que pasan sin que ocurran
  • @hipst_eria
    No es lo que escribes, es lo que borras
  • @JacGoldberg
    El horror salivea en nuestra nuca
  • @Sofia_Insomnia
    Los herejes tenemos que organizarnos
  • @Sinsintidez
    A los tristes los delata la música
  • @yonosoycarmen
    Irse por fuera, quedarse por dentro, esa complicación
  • @NaEnEspiral
    Aquí, donde venimos a disfrazar epitafios con el traje de postal
  • @_soloB
    Yo he dormido lo insuficiente como para no tener pesadillas despierta
  • @tearsinrain_
    No te asustes, solo es otro futuro mas
  • @arbolador
    Algún día se perdonarán haberse conocido

El universo de grandes artistas, en una nueva colección en Argentina

Una pretensión osada guía a una colección de libros abierta recientemente por la editorial argentina Patria Grande: atesorar y exponer el universo de referencias creativas que se expresan en la obra de grandes artistas. El intento se expresó ya en dos libros en circulación, sobre el argentino Luis Alberto Spinetta y la estadounidense Patti Smith.

 

   El objetivo es muy superior a una mera búsqueda de declaraciones periodísticas para reproducir qué música escuchaban: es la construcción de un mundo prácticamente inasible, habitado por todas las artes que les interesaban y sus contextos socioculturales, expresa el director de la editorial, Sergio Avasolo.

   La colección toma como faro al rock argentino pues fue bautizada “La Balsa”, el tema compuesto en 1967 por los músicos locales Litto Nebia y Tanguito (José Alberto Iglesias) y que es considerado fundacional para ese movimiento musical que abarcó sólidamente al país y se expandió por América Latina.

   “La colección ‘La Balsa’ la iniciamos concebida como cuerpos de ideas, de concepciones de las producciones letrísticas y la creación musical, enlazadas en un todo orgánico no sólo con aquellas referencias literarias de músicos de diversos géneros, sino de sus influencias estéticas. Abarca las miradas y escuchas, lecturas y aquellas experiencias fundantes en las biografías de los cantautores únicos en su género, en el marco de sus contextos socioculturales”, declaró Avasolo a La Poesía Alcanza.

   La Editora Patria Grande es una cooperativa que se ubica por fuera de “los procesos de concentración económica que tuvieron lugar en la Argentina finisecular tanto como por fuera del paradigma neoliberal que atraviesa nuestro continente”.

   “La Balsa” comenzó con dos libros, “Luis Alberto Spinetta: el lector kamikaze”, de Juan Bautista Duizeide (director de esta colección) y “Patti Smith: poesía y distorsión”, de Rosi Bernas.

   Consultado sobre si la editorial impone parámetros para la investigación de cada autor, Avasolo dijo que eso es atribución exclusiva de ellos, si bien la intención es que cada libro contenga “aquellos pliegues, matices, texturas que conforman ese punto de cruce de géneros no sólo musicales y literarios, sino también provenientes del cine, la pintura, el teatro y otras expresiones populares, tanto las canonizadas como las de fronteras”.

   Como editor, prosiguió, “el único límite que podría establecer es a aquellos artistas o cuerpos de obras orientados hacia el mantenimiento de un statu quo, hacia la mera amplificación de una voz única, como procedente de un ‘Big Brother’ omnímodo, o provenientes de aquellos actores de las agendas globales funcionales a lo establecido”.

   Esta característica es la que marca el conjunto del catálogo de Editora Patria Grande, que abraza a la poesía (Jorge Boccanera, Juan Manuel Roca, Jaime Sabines), bucea con ensayos sobre los movimientos populares de la región y se interna en el mundo de la comunicación.

   ¿Cómo seguirá la búsqueda de ‘La Balsa’? Las posibilidades están abiertas, dijo Avasolo, y recurrió a este ejemplo: “Podríamos proponer cómo Federico Moura, el líder de Virus, hermano de uno de los 30 mil desaparecidos bajo el Terrorismo de Estado durante la última dictadura cívico-militar, con estudios en Arquitectura, jugador de rugby en su juventud, cultor de vanguardias ligadas a la moda y el diseño, intentaba apropiarse en sus letras el fruto de lecturas de Oliverio Girondo o Joyce. O cómo dialogan el teatro y las alegorías religiosas en el Peter Gabriel de Genesis”.

   En tanto, informó, están en preparación libros sobre Javier Martínez y el grupo Manal, y sobre Ricardo Soulé y su obra “La Biblia”, en ambos casos marcas poderosas en la historia del rock argentino.

   Pero el rock no actúa como límite, y por ello otro libro ya en elaboración se refiere al universo poético del músico de tango Juan Carlos Tata Cedrón, habitado por Juan Gelman, Julio Cortázar, Homero Manzi y Raúl González Tuñón.

   “La Balsa”, continuó el editor, “puede circular libre en busca de algún paraje imaginario donde tal vez Atahualpa Yupanqui pueda saborear a Jorge Luis Borges, o donde quizá tradujera en mensaje el destino del canto, o donde rumiara soledoso acaso para encontrar la nota que designe el silencio. O partir al reencuentro de la canción testimonial y el teatro en Víctor Jara; a ‘los jardines de los senderos que se bifurcan’ y la mecánica cuántica en la percepción de Gustavo Cerati”.

   La cooperativa Editora Patria Grande tiene su sede en la Avenida Rivadavia 6369 de la capital argentina, donde está además la librería propia. Sus libros están presentes en alrededor de cien librerías del país.

   Su sitio oficial es www.editorapatriagrande.com, que dispone de la opción de compra en línea.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.