• @monarcamanni
    Cada quien/ le escribe/ a la sed/ que le sostiene
  • @_Annai_
    Precipitado/ los lugares expandes/ beso callado./ Todo el cielo nos llama/ con su alma de montaña.
  • @Anadimeana
    Mira cómo viene la tarde: descalza de voz, vestida en agua y viento
  • @magiamorena
    Un adiós sin maquillaje
  • @carinaldad
    El silencio respira tu perfume
  • @franc_murcia
    La literatura es una infusión de sueños
  • @Indephinida
    Mi niña interior juega con los sueños que yo misma he roto
  • @DeseosCulpables
    Es agotador escribir de amor, y no hacerlo
  • @amanecerdemar
    Hay silencios que sustentan la vida de todas las palabras...
  • @SimoneBella7
    Soy un cuerpo de mil caminos para su tinta desnuda
  • @Luzsoldepapel1
    Día cenizo/ entre la llovizna/ el pájaro afina
  • @danielatome
    La vida y sus dientes de sable y mis ojos, que no terminan de resignarse

Destierro no es desarraigo, dice la poeta peruana Cynthia Briceño

Destierro no es sinónimo de desarraigo y la poeta peruana Cynthia Briceño Valiente aspira a que así esté registrado en su obra "Torna sol", en la que el vínculo con su tierra natal, Piura, es "intenso y profundo". Aún a la distancia persiste el arraigo y por eso los versos, dice, "se aferran a la luz, al rastro, a la huella, a las raíces".

 

   Estos sentimientos, que remiten a una identidad personal y colectiva, parecen estar en contraste con otros elementos presentes en el libro, según algunas reseñas, como las inclemencias que recaen sobre la vida moderna, entre ellas el individualismo, la dispersión de ideas y una ética social en retroceso.

   Piura es una ciudad del extremo noroeste de Perú, capital de la región homónima. Cynthia Briceño Valiente, que allí nació, había publicado en 2012 "Entre el pretérito perfecto y el futuro indefinido". Estudió lengua y literatura en la Facultad de Ciencias Sociales y Educación de la Universidad Nacional de Piura. Ahora es docente de esa casa de estudios, en su sede de Lima.

   Acerca de los rasgos de la poesía de Piura, afirmó que "nuestros poetas han exaltado con vehemencia todo gesto, costumbre o sentimiento con el propósito de que estos se conserven en la memoria colectiva. Actualmente, si bien nuestra poesía ha trascendido gracias a una temática y visión universal, se mantiene aferrada a los elementos culturales y a las bondades naturales de nuestra pródiga tierra".

   En ese contexto, "Torna sol" no es "localista", pero "conserva una gran tradición: se torna hacia donde el sol brilla más y abriga los mejores recuerdos".

   Ante una pregunta del diario La República sobre la escritura de poesía, respondió que no puede definirla como fácil o difícil: "Pienso que aquí el término clave es el ritmo. Mariano Ibérico (filósofo peruano,1892-1974, NDR) menciona que 'el ritmo es la ley universal de la vida. Por consiguiente, toda expresión poética, que es una manifestación vital, es rítmica'. Cuando compongo poesía voy a mi ritmo. Unas veces escribo con calma, con sosiego; otras, con ansiedad, con vértigo. La poesía se convierte en un mecanismo de introspección".

   El reportaje completo está disponible en este enlace:

http://larepublica.pe/cultural/1152385-la-poesia-no-es-un-oficio-es-una-manera-de-vivir

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.