• @martamj32
    Eres el primer lugar donde me buscaría
  • @annablue22
    El espejo intacto y nosotros rotos
  • @Hora_Teta
    Algo no va bien y yo voy dentro
  • @sirena_sinmar
    Vivir para regalar flores a los vivos
  • @mikhailenko
    La madrugada es un género literario
  • @ferxdexleon
    Solo con música se le concede a la palabra su breve deseo de muerte
  • @MarilarAlei
    Mi silencio también quiere estar contigo
  • @aquinomires
    Avisadme cuando abrir los ojos merezca la pena
  • @morganfredman
    Llueve como narrando algo. Lluvia ciega.
  • @aliferod
    Con las ganas de irte no te quedes
  • @lilith19751
    No sé decir lo que beso
  • @Tu_Funamiento
    El tiempo no espera a sus acompañantes

Familia de Nicanor Parra denuncia el robo de algunos cuadernos

El poeta chileno Nicanor Parra, de 103 años, sufrió el robo de algunos de los cuadernos en los que va escribiendo versos e ideas. Uno de sus nietos, Cristóbal Ugarte, responsabilizó indirectamente a un coleccionista y a una galerista. Sin embargo, ellos sostienen que el episodio de la pérdida o robo se vincula con acciones de uno de los hijos del poeta.

 

   “Vamos a perseguir y querellarnos contra todos los que resulten responsables”, declaró Cristóbal Ugarte al diario El Mercurio.

   Los mencionados por él, aunque no acusados directamente, son el coleccionista César Soto y la galerista Isabel Croxato. La publicación El Mostrador dice sin embargo que éstos afirman que de los cuadernos, que abarcan un período de diez años, de 1990 a 2000, se apropió Juan de Dios Parra, hijo del poeta, y que fue él quien intentó comercializarlos.

   Cristóbal Ugarte puede ser considerado como una suerte de portavoz oficial de Nicanor Parra, en general renuente al contacto con los periodistas. Lo representó en la entrega del Premio Cervantes, en 2011, y al año siguiente, cuando le fue adjudicado el Premio Iberoamericano Pablo Neruda, en un acto en la Casa de la Moneda.

   Ugarte relató que el aparente robo de los cuadernos fue notado al revisar filmaciones de trabajos de restauración en la casa que el poeta tiene en el sector de La Reina, en Santiago, donde Parra quiere mudarse. Sin embargo, originalmente los cuadernos estaban en la vivienda de Las Cruces, balneario sobre el Pacífico, en el litoral central.

   Según el nieto, al menos algunos de los cuadernos faltantes están en manos de la galerista Croxato.

   "La llamamos y dijo que los había tenido un año. Negó que los tuviera en venta, ¡pero los guardó un año! Son cuadernos robados", sostuvo.

   Insistió, aunque sin acusaciones contundentes: “A mi abuelo le falta una serie de cuadernos y por distintos medios hemos sabido que algunos los ha comprado César Soto, y otra cantidad fue a parar a la galería de Isabel Croxato".

   Agregó que la familia tuvo noticias de que “una tal Constanza Franz habría dicho que Nicanor Parra le había regalado cuadernos a ella, lo que es absolutamente falso. Y ahora no se sabe dónde están".

   Parra jamás regaló originales a nadie, agregó Ugarte, porque eso “va en contra de su filosofía como artista. Todos los académicos que lo visitan, sus amigos, la familia, saben que él nunca vendería ni regalaría un cuaderno. Ni siquiera a alguien de la familia".

   Luego sostuvo que le resulta llamativo que el coleccionista Soto “diga públicamente que tiene inéditos de (Pablo) Neruda, de (Pablo) de Rokha, que nadie conoce. Mi familia sabe que también tiene inéditos de Parra y, claro, él no lo dice porque mi abuelo está vivo. Lo que él tiene es una colección de obras privadas e inéditas que mi abuelo no ha querido publicar y menos regalar o vender".

   “Mi abuelo está vivo, lúcido y devastado por esta situación. Esto nos parece inaceptable, estamos hablando del poeta vivo más grande de la lengua española", expresó.

   En tanto, El Mostrador describe así la situación: “Una denuncia por robo de cuadernos originales del poeta Nicanor Parra dejó en evidencia una disputa al interior del clan encabezado por el hermano de Violeta Parra y eterno candidato al Premio Nobel de Literatura”.

   Luego dice que Soto y Croxato, consultados por el medio, afirmaron que “recibieron material de Juan de Dios Parra, ‘Barraco’, uno de los hijos del antipoeta, y su ex pareja Constanza Franz. ‘Barraco’ supuestamente habría vendido ejemplares de la obra de Nicanor Parra al coleccionista, mientras Croxato señala que recibió de Franz un material para ser comercializado en su galería, pero no lo habría realizado al no poder verificar la autenticidad de la obra, y los devolvió”.

   Soto declaró a El Mostrador: “La familia de Nicanor Parra está en conocimiento de que yo le compré la colección de propiedad personal a Juan de Dios Parra Tuca, hijo de Nicanor, la cual fue hecha con documentos bancarios porque me dio facilidades de pago en su legítima adquisición".

   Croxato relató al mismo medio que en agosto de 2015 “me fueron entregados tres cuadernos, de supuesta autoría de Nicanor Parra, para su comercialización, por Constanza Franz, quien era o había sido la pareja de Juan de Dios Parra".

   "Tal como se acostumbra en este rubro, señalé que no ofrecería las obras mientras no se me entregaran los respectivos certificados de autenticidad y de propiedad. Estando a la espera de esos certificados, los tres cuadernos quedaron guardados, nunca los mostré ni ofrecí a nadie", expresó.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.