• @martamj32
    Eres el primer lugar donde me buscaría
  • @annablue22
    El espejo intacto y nosotros rotos
  • @Hora_Teta
    Algo no va bien y yo voy dentro
  • @sirena_sinmar
    Vivir para regalar flores a los vivos
  • @mikhailenko
    La madrugada es un género literario
  • @ferxdexleon
    Solo con música se le concede a la palabra su breve deseo de muerte
  • @MarilarAlei
    Mi silencio también quiere estar contigo
  • @aquinomires
    Avisadme cuando abrir los ojos merezca la pena
  • @morganfredman
    Llueve como narrando algo. Lluvia ciega.
  • @aliferod
    Con las ganas de irte no te quedes
  • @lilith19751
    No sé decir lo que beso
  • @Tu_Funamiento
    El tiempo no espera a sus acompañantes

Poesía "simentaloide" impera en España, según un ensayista

La poesía española, concibiéndola como conjunto, lleva 30 años sometida a dictados del poder que la vuelven “sentimentaloide, sencilla, figurativa, clara”, opina el poeta y periodista Antonio Rodríguez Jiménez. Está publicando un libro ensayístico sobre 48 autores, que toma como punto de partida la Generación del 27.

 

   Este trabajo, dijo, está centrado en Córdoba, y es una respuesta a lo que llamó “la impostura, la falsedad y el discurso único” en el ámbito de la poesía, en el que priman estrategias editoriales mercantilistas y, en los premios, el amiguismo.

   Antonio Rodríguez Jiménez fue fundador del suplemento “Cuadernos del Sur” del diario Córdoba, que coordinó durante tres décadas. El libro, “La sociedad secreta de los poetas”, fue presentado en Córdoba a mediados de diciembre, después de Madrid y otras ciudades.

   Consultado por el mismo diario, dijo que en el libro “se cuentan las grandezas y las miserias de la poesía española durante los últimos 40 años. Me he centrado en la cordobesa, especialmente, y hay muchos secretos, pero no son morbosos ni amarillistas”.

   Sobre las circunstancias que rodean la materia en estudio, sostuvo que en los 80 hubo en España “una especie de crisis extraña en la poesía” puesto que “alguien desde el gobierno, desde el poder, impone un tipo de poesía sentimentaloide, sencilla, figurativa, clara, lo que se ha convertido en una dictadura a las que nos tienen sometidos en los últimos 30 años”.

   En “Cuadernos del Sur”, prosiguió, varias personas “empezamos a reivindicar una poesía original, pura, con figuras, con metáforas, una poesía de la inteligencia, con enjundia, frente a esa poesía superficial que se parece a las canciones de Sabina, pero sin la música y la simpatía de Sabina”.

   Ante una pregunta, expresó que la poesía es “libre a nivel creativo, individual y personal”, pero “hay un grupo de editores y ciertos críticos cuyos intereses marcan las líneas. Si no escribes como ellos quieren, no publicas en esas editoriales, y, si no publicas, no tienes difusión y tu obra pasa desapercibida”.

   El libro contiene información sobre el grupo Cántico, “de cuando sus poetas se reunían en las tabernas o en Trassierra para celebrar sus peroles y hablar de poesía. Todo lo que se cuece en Córdoba, y también a nivel nacional, pero, como digo, son secretos de la trastienda de la poesía española, sin morbo”.

   El estudio de 48 poetas abarca desde autores de la Generación del 27 hasta el presente, “y lo que hago es reivindicar la calidad individual de cada uno, la diferencialidad. Esos poetas que no escriben en grupo, no se adaptan a normas... Es una poesía pura”.

   En cuanto a la poesía de los autores cordobeses más jóvenes, Rodríguez Jiménez opina que “está en un estado medio”. Sin embargo, expresó que hay que estudiar obra por obra, porque “se puede ser el poeta más famoso del mundo, pero si la obra es endeblita, se es un mediocre. En Córdoba hay de todo. Hay poetas jóvenes notables, también jóvenes muy famosos pero flojitos, y luego está la gente de siempre, que está ahí con su calidad. Hablo de Pablo García Baena, Carlos Clementson, Juana Castro”.

   ¿Hay muchas injusticias en el mundo de los versos?, preguntó el diario. Y él respondió: “Muchas. Es uno de los mundos más tristes en ese sentido. Pero hay una cosa muy buena, y es que al final lo que queda es la palabra, la escritura, y ahí no podemos engañar a nadie. Te pueden dar muchos premios, pero la calidad de los versos es lo único que permanece”.

   Los premios, continuó, “tienen relación con el amiguismo, con las relaciones con las grandes editoriales. De vez en cuando son justos, pero la mayoría de las veces, no”.

   La entrevista completa está disponible en este enlace:

http://www.diariocordoba.com/noticias/cultura/en-poesia-hay-mucha-injusticia_1192570.html

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.