• @monarcamanni
    Cada quien/ le escribe/ a la sed/ que le sostiene
  • @_Annai_
    Precipitado/ los lugares expandes/ beso callado./ Todo el cielo nos llama/ con su alma de montaña.
  • @Anadimeana
    Mira cómo viene la tarde: descalza de voz, vestida en agua y viento
  • @magiamorena
    Un adiós sin maquillaje
  • @carinaldad
    El silencio respira tu perfume
  • @franc_murcia
    La literatura es una infusión de sueños
  • @Indephinida
    Mi niña interior juega con los sueños que yo misma he roto
  • @DeseosCulpables
    Es agotador escribir de amor, y no hacerlo
  • @amanecerdemar
    Hay silencios que sustentan la vida de todas las palabras...
  • @SimoneBella7
    Soy un cuerpo de mil caminos para su tinta desnuda
  • @Luzsoldepapel1
    Día cenizo/ entre la llovizna/ el pájaro afina
  • @danielatome
    La vida y sus dientes de sable y mis ojos, que no terminan de resignarse

Las Mañanitas para Rubén Darío

Un pastel gigante, de diez libras (4,5 kilogramos) y para más “temático”, y Las Mañanitas entonadas por mariachis, saludaron en Ciudad Darío, Nicaragua, al poeta nacido hace 151 años. En Managua, en tanto, se le brindó una Cantata en el teatro que también lleva su nombre.

 

   A propósito del concierto en la capital, maestros y maestras prometieron expandir la obra del poeta en todo el sistema educativo.

   Ciudad Darío, originalmente San Pedro de Metapa, hasta que le fue dado el nombre del poeta en febrero de 1920, viene de fiesta en fiesta para la recordación del “Príncipe de las Letras Castellanas”, como se lo llama a Rubén Darío.

   El aniversario del nacimiento se cumplió el jueves 18 de enero y unos días antes había sido elegida en la ciudad la “Musa Dariana”, un concurso para mujeres que entremezcla la declamación poética y el conocimiento de la vida y la obra del escritor con otros aspectos no literarios, como los que comúnmente conciernen a los certámenes de “belleza”.

   Las Mañanitas entonadas por los mariachis contaron con la presencia de la “Musa Dariana” 2018, Kendall Suárez, una adolescente de escuela media que vende pastelillos en los transportes públicos para ayudar a su familia.

   El pastel de diez libras fue un trabajo de Armando Vázquez. Cada libra fue decorada con merengue, basándose en “motivos darianos” inspirados en sus poemas y cuentos, y que llamó “Sonatina”, “El palacio del sol”, “A Margarita Debayle”, “Del Trópico”, “Los Motivos del Lobo”, “El arpa” y una imagen o logotipo por el 141 aniversario.

   La celebración, igual que la elección de la musa, tiene carácter de fiesta popular para Ciudad Darío, como lo expresó un poblador, Henrry Manzanares, a periodistas locales: “Este es un día muy importante para todos los que vivimos acá, porque él trascendió junto con el nombre del pueblo. Siempre nos visitan y nos sentimos orgullosos”.

   En Managua, a 90 kilómetros de Ciudad Darío, se realizó un concierto en la sala mayor del Teatro Nacional Rubén Darío. Participaron la Camerata Bach, la Orquesta Sinfónica Juvenil Rubén Darío, Jazz Ta, Ofilio Picón, José Arias, Juan Solórzano, Los Junglares, Marvin Valdivia y Darwin Urbina.

   Hubo dos funciones, la primera de ellas gratuita, para maestros y maestras de la capital y de Masapa.

   La docente Sandra Duarte declaró: “Nosotros debemos tenerlo siempre presente en nuestros corazones e inculcar en nuestros niños quién era Rubén Darío, a través del arte y la cultura, la poesía; es un gran poeta que nos representa como nicaragüenses y debemos estar orgullosos de él".

   A su vez el profesor Jairo Castro elogió al gobierno por haber organizado estas actividades y afirmó: “Esto debe llevarse a todas las escuelas, todos debemos saber de Rubén Darío, orgullo nuestro".

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.