• @monarcamanni
    Cada quien/ le escribe/ a la sed/ que le sostiene
  • @_Annai_
    Precipitado/ los lugares expandes/ beso callado./ Todo el cielo nos llama/ con su alma de montaña.
  • @Anadimeana
    Mira cómo viene la tarde: descalza de voz, vestida en agua y viento
  • @magiamorena
    Un adiós sin maquillaje
  • @carinaldad
    El silencio respira tu perfume
  • @franc_murcia
    La literatura es una infusión de sueños
  • @Indephinida
    Mi niña interior juega con los sueños que yo misma he roto
  • @DeseosCulpables
    Es agotador escribir de amor, y no hacerlo
  • @amanecerdemar
    Hay silencios que sustentan la vida de todas las palabras...
  • @SimoneBella7
    Soy un cuerpo de mil caminos para su tinta desnuda
  • @Luzsoldepapel1
    Día cenizo/ entre la llovizna/ el pájaro afina
  • @danielatome
    La vida y sus dientes de sable y mis ojos, que no terminan de resignarse

Poesía y filosofía comparten las raíces pero no los frutos, dice el mexicano Jaime Labastida

La filosofía y la poesía tienen la misma raíz, porque ambas surgen del lenguaje, pero sus frutos son diferentes, en especial porque la poesía "no da razones", ni tiene que justificarse, dice el poeta mexicano Jaime Labastida. Habla con la autoridad de quien tiene desarrollo en ambos campos.

 

   La Casa de la Cultura de la Universidad Autónoma de Sinaloa albergó la presentación de su libro más reciente, "Atmósferas, negaciones".

   Nacido en Los Mochis, Sinaloa, en 1939, Jaime Labastida estuvo acompañado por los poetas Francisco Alcaraz y Francisco Meza, y por la directora de la Editorial universitaria, Elizabeth Moreno.

   Entre múltiples actividades, que incluyen la comunicación, Labastida aparece como uno de los integrantes del grupo de poesía La Espiga Amotinada, junto con Juan Bañuelos, Óscar Oliva y Eraclio Zepeda, entre otros.

   En 1960 publicó su primer libro de poesía, "En descenso", para una obra que se fue expresando aproximadamente a razón de un libro publicado cada cinco años. Recibió gran cantidad de reconocimientos por su obra y actividades. Específicamente en poesía, figuran entre ellos el Premio Jaime Sabines, en 1981, y el Ramón López Velarde, en 2007.

   Sobre su acercamiento a la poesía, relató en la presentación de "Atmósferas, negaciones" que se debió a la conmoción que le produjo hace cuarenta años una epístola de Francisco de Aldana, militar y poeta del siglo XVI, del Renacimiento español.

   Habló, informa la publicación Debate, de la posibilidad de conciliar "dos formas de vivir el lenguaje", la filosofía y la poesía. Fue entonces cuando dijo que "ambas tienen la misma raíz, todos los hombres son unos animales de palabra, somos animales que nos expresamos a través del lenguaje".

   Sin embargo, continuó, "difieren en sus frutos. La filosofía es rigurosa, precisa, interroga, pone en cuestión, sigue método, mientras que la poesía no da razones, sigue un atajo y dice lo que quiere decir sin justificarlo".

   El poeta Francisco Alcaraz, quien tuvo a su cargo la edición de la obra, dijo que esta ofrece, precisamente, una "armonía" entre ambas disciplinas. Destacó que Labastida mantiene "uno de los principales procedimientos poéticos" que se ve en libros anteriores, que es realizar preguntas.

   Ese mecanismo poético, complementó Meza, hace que el autor sea considerado dentro de la "poesía de la inteligencia".

   La nota de Debate está disponible en este enlace:

https://www.debate.com.mx/culiacan/Jaime-Labastida-auna-canto-y-pensamiento-20180128-0040.html

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.