• @monarcamanni
    Cada quien/ le escribe/ a la sed/ que le sostiene
  • @_Annai_
    Precipitado/ los lugares expandes/ beso callado./ Todo el cielo nos llama/ con su alma de montaña.
  • @Anadimeana
    Mira cómo viene la tarde: descalza de voz, vestida en agua y viento
  • @magiamorena
    Un adiós sin maquillaje
  • @carinaldad
    El silencio respira tu perfume
  • @franc_murcia
    La literatura es una infusión de sueños
  • @Indephinida
    Mi niña interior juega con los sueños que yo misma he roto
  • @DeseosCulpables
    Es agotador escribir de amor, y no hacerlo
  • @amanecerdemar
    Hay silencios que sustentan la vida de todas las palabras...
  • @SimoneBella7
    Soy un cuerpo de mil caminos para su tinta desnuda
  • @Luzsoldepapel1
    Día cenizo/ entre la llovizna/ el pájaro afina
  • @danielatome
    La vida y sus dientes de sable y mis ojos, que no terminan de resignarse

Cortés y La Malinche, poemas de amor en náhuatl y español

La muy compleja historia de la relación entre el colonizador Hernán Cortés y La Malinche, la mujer nahua con la que tuvo un hijo, es tomada por la poeta mexicana Katalina Ramírez para un relato poético sobre el amor entre ambos. La autora presenta estos poemas en edición bilingüe, náhuatl y español.

 

   La historia que rodea esta relación es de confrontación, la embestida de los colonizadores contra los nativos, en lo que eufemísticamente es llamado, aún al día de hoy, "choque entre dos culturas".

   Cortés propinó una gran derrota militar a los nativos de Tabasco en 1519, valiéndose principalmente de la caballería. El relato oficial dice que los derrotados ofrecieron al colonizador un grupo de mujeres, como "tributo".

   La Malinche o Malintzi conocía también la lengua maya, por lo que pronto comenzó a prestar servicios de traducción a los ocupantes. También les reveló información militar crucial de los nativos, sobre sus recursos y costumbres.

   La interpretación de aquellos hechos no es unánime. La mujer es considerada una traidora de su pueblo por una parte de los mexicanos, en tanto otra la considera una víctima de las circunstancias.

   Pero Katalina Ramírez se dedica en especial a la relación amorosa con Cortés. "La protagonista es Malintzi, de quien vamos viendo diversos momentos de su vida, desde que es entregada al español como esclava, pero no hago un relato histórico sino poético y simbólico".

   En diálogo con Milenio, relató que la primera parte del libro se aboca a "la relación de amantes, erótica, y al mismo tiempo la más romántica, la del amor". La segunda es sobre su trabajo como traductora y "cómo empieza a haber una fusión entre ellos dos; en algunos momentos también habla el español, pero escribo, principalmente, desde la visión de la llamada Malinche".

   La autora insiste en una relación de "fusión", "tan fuerte que ella llegó a ser doña Marina, en tanto que a él comienzan a llamarlo don Malitzin, pues se vuelven casi una sola persona los dos".

   La última parte es la del dolor, cuando Cortés parte rumbo a España y ella ve además los resultados de la colonización española: muerte por doquier y riquezas usurpadas, como las padeció todo el continente.

   En principio, dijo Ramírez a Milenio, su intención era llevar los poemas a las dos lenguas que conocía Malintzi, el náhuatl y el maya. Pero tomando en cuenta que en Puebla, dijo, "hay cien mil hablantes de náhuatl", la decisión fue llevar los poemas a esa lengua y presentar el libro en "lugares donde se habla".

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.